15 de noviembre de 2015
15.11.2015
Pobles del Sud

La reducción de velocidad para la CV-500 se acerca

La Secretaría de Infraestructuras está dispuesta a estudiar la vieja demanda vecinal e intentar reintegrar el puerto con la población

15.11.2015 | 04:15

Uno de los compromisos del nuevo gobierno municipal y autonómico fue el de buscar una solución para la CV-500 a su paso por El Saler. La reducción de velocidad es una de las medidas largamente reclamadas por los vecinos de la localidad, además de la reintegración del puerto con la población, una de las principales reivindicaciones de la Casa de la Demanà, que incluso organizó una especie de concurso de ideas para aunar ambas demandas.

Según fuentes municipales, la Conselleria de Obras Públicas está dispuesta a poner sobre la mesa el proyecto para reducir la velocidad de la autopista a su paso por la población e incluso a estudiar los cuatro proyectos que estudiantes de Arquitectura de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia presentaron para reintegrar el embarcadero. Tanto es así, que en los próximos días se espera una visita de Josep Vicent Boira, secretario autonómico de Infraestructuras, en la que podría avanzar los detalles de una futura actuación.

En los últimos días han aparecido varias pintadas en la carretera de El Saler para reclamar una solución a los problemas de contaminación acústica y accesibilidad al puerto „que actualmente se realiza por una pasarela peatonal„.

Las propuestas que presentaron en su día los alumnos del ESET del CEU abordaban el caso de El Saler y su relación con el Puerto y el Parque Natural, respondiendo a las necesidades planteadas por miembros de la asociación juvenil Amics de la Casa de la Demanà.

Según el profesor de Urbanismo de la CEU-UCH José Luis Gisbert, que dirigió los trabajo de los alumnos, las propuestas presentadas en esta exposición hacían especial hincapié «en la conservación y restauración del paisaje afectado por la CV-500 y la relación de las piezas urbanas con el territorio en el que se enmarcan». Según destacó el profesor de la CEU-UCH, el objetivo era ofrecer «distintas posibilidades de rescatar la permeabilidad de caminantes y ciclistas en el parque y hacerlas compatibles con la circulación. La belleza paisajística de este espacio constituye un valor en alza para el turismo sostenible, que requiere de una mayor atención».

La autopista de El Saler, construida en el último tercio del siglo pasado, constituye hoy una «barrera física que altera las circulaciones propias del Parque Natural de la Albufera, ya que segmenta la continuidad territorial de senderos y caminos, alterando la relación de núcleos habitados muy próximos al Parque, y sin embargo, alejados de facto por los recorridos que deben realizar sus usuarios para sortear esta infraestructura», apuntó el profesor Gisbert.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook