28 de noviembre de 2015
28.11.2015

El arquitecto Miguel del Rey aboga por la consulta popular para la futura plaza de la Reina

Vicent Sarrià (PSPV) afirma que la reurbanización y la reforma del aparcamiento se licitarán junto junto con la explotación

28.11.2015 | 00:33
Panorámica de la plaza de la Reina con los accesos al aparcamiento subterráneo en el centro.

El arquitecto Miguel del Rey, coautor junto con Iñigo Magro y Antonio Gallud del proyecto ganador del concurso de ideas para la reforma de la plaza de la Virgen que servirá de base para la reurbanización que impulsa el nuevo gobierno de Joan Ribó, participó ayer en un debate sobre el futuro de este espacio junto con el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià. La nueva plaza de la Reina que diseñó Miguel del Rey traslada los accesos del aparcamiento para ganar espacio público en el centro, genera amplios espacios peatonales y da protagonismo a la Puerta de los Hierros de la Catedral. Además plantea evocar la trama de época romana.

El concejal Vicent Sarrià explicó que este proyecto será el que el ayuntamiento tome como referencia en la reurbanización de la plaza. El objetivo del ayuntamiento es que a lo largo de este año se redacte el proyecto básico para la reforma del aparcamiento, cuya concesión asumirá a partir del 30 de diciembre la empresa municipal Aumsa. El año próximo, se encargará el proyecto de ejecución para la reforma del aparcamiento y la plaza. Sarrià apuntó que, a falta de conocer los costes, lo más probable es que el ayuntamiento saque a licitación la gestión del aparcamiento junto con las obras de reforma del mismo y de la plaza.

En relación al aparcamiento, Miguel del Rey explicó que cuando diseñaron la plaza «no se cuestionaba la existencia del aparcamiento, porque faltaban 16 años para su amortización». «Si se cuestionó completamente el diseño de los accesos al mismo. Se eliminaban las espirales de entrada que condicionan más del 35% de la plaza, y se proponía acceder desde la calle de la Paz». «La salida, evidentemente debe ser por la calle del Mar. Eso es una cuestión esencial en cualquier diseño que pretenda la peatonalización de la plaza», destacó. Del Rey también explicó que la propuesta de 1999 se dejó abierta en espera de «vestirla» a través de un proceso de participación ciudadana que no se pudo incorporar al concurso de ideas.

En el debate de ayer, organizado por la comisión fallera que planta su monumento en las confluencias de la plaza de la Reina con la calle de la Paz, del Rey explicó que su diseño era respetuoso con el pasado de la plaza, un espacio generado a partir de un «sventramento» o vaciado de la trama. Del Rey repasó ayer los orígenes de la plaza, desde el formato triangular de principios del siglo XX a los diseños de mediados del siglo XX, como el de Javier Goerlich, con su atractiva propuesta de dos plazas articuladas, la del Micalet y la de la Reina.

Miguel del Rey, quien confía en que el ayuntamiento cuente con los autores del proyecto para la remodelación, explicó que su objetivo cuando en 1999 elaboraron el proyecto fue «cómo adecuar a los nuevos tiempos y necesidades un espacio complejo, amplio, producto de anteriores transformaciones y que tuviera en cuenta sus 2.100 años de historia». El proyecto de 1999, afirma del Rey, «sigue vigente», aunque se hayan producido cambios como la influencia del turismo de masas, en especial, el de cruceros que provoca que en momentos puntuales la densidad en la plaza, que tiene un tránsito peatonal de 30.000 personas, se múltiple. El arquitecto aseguró que se trata de «un gran espacio pero con una actividad enorme».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook