28 de noviembre de 2015
28.11.2015
Poblats Marítims

El ayuntamiento desbloquea la apertura del club de playa y podría abrir en enero

El alcalde asegura que el circuito de F1 es un problema que hay que resolver con la Generalitat

28.11.2015 | 04:15
El ayuntamiento desbloquea la apertura del club de playa y podría abrir en enero

El Ayuntamiento deValencia ha concedido ya la licencia de actividad al Club de Playa de la Marina Real Juan Carlos I, cuyos promotores esperan inaugurar el recinto, ubicado a caballo entre la marina y la playa de las Arenas, el próximo mes de enero. La licencia, que todavía debe recibir el visto bueno de la Conselleria de Economía y Comercio, se ha concedido después de que la empresa que gestionará este espacio (Recaba Inversiones) haya realizado las reformas y mejoras requeridas por el consistorio, en concreto, por el servicio de Bomberos. Las reformas han consistido en la construcción de una rampa en la entrada principal, en la creación de un acceso directo desde la playa a los servicios, así como la instalación de unas plataformas para reforzar la seguridad de la piscina.

El promotor del recinto, Manuel Calero, manifestó ayer su satisfacción por la obtención de la licencia después de siete meses de retrasos. Un tiempo en el que pese a no tener ingresos han tenido que hacer frente al pago del canon mensual del recinto (25.000 euros) que les reclamaba el Consorcio Valencia 2007. El empresari confió en que pronto puedan empezar a explotar el recinto, que ya tiene reservas para eventos gastronómicos durante el mes de enero próximo. La inversión realizada en el club de playa, un espacio de acceso libre, con solarium, restaurante, quioscos y piscina al aire libre, ha ascendido a tres millones de euros.

En relación a la Marina Real, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró ayer que todavía está pendiente de resolver con la Generalitat el futuro del circuito urbano de F1, que atraviesa tanto la marina real como el PAI del Grao y que se ha convertido «en un importante problema», no solo por las cargas urbanísticas que genera sino por los condicionantes a la hora de ejecutar obras.

El Consorcio Valencia 2007, por su parte, adjudicó esta semana la limpieza de la marina a Secopsa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook