28 de noviembre de 2015
28.11.2015

El bando navideño deja abierta la puerta a peatonalizar el centro

La Policía Local hará los cortes «que considere necesarios» cuando haya «gran densidad» de visitantes

28.11.2015 | 04:15

El bando de Navidad de 2015, emitido ayer por el Ayuntamiento de Valencia, deja abierta la puerta a peatonalizar el centro de la ciudad los días de Navidad de más afluencia de visitantes. Concretamente, asegura que será la Policía Local la que efectuará «los cortes de tráfico que considere necesarios» con el objetivo de garantizar la seguridad «en aquellos lugares en los que exista gran densidad de personas que transiten a pie».

El bando permite así, al menos en teoría, un cierre del centro de la ciudad los días de más afluencia de visitantes, en jornadas como el 23 de diciembre o el 5 de enero, para evitar problemas de seguridad vial. En el texto del bando del pasado año, se estipulaba que las zonas donde se instala el mercadillo extraordinario de Navidad, en la calle del Hospital y la plaza de la Merced, quedarían cerradas al tráfico desde las 20 horas del 5 de enero hasta las 5 horas del 6 de enero, debido a la gran densidad de peatones. Además, indicaba que tráfico quedaría cortado en la calle Pérez Bayer desde el día 16 de diciembre hasta el 8 de enero, de 8 a 22 horas.

Además, el bando de este año es más restrictivo respecto a las zonas donde se pueden instalar andamios. Mientras el año pasado únicamente se prohibía la instalación de este tipo de estructuras en el perímetro formado por las calles de la Paz, San Vicente, Marqués de Sotelo y plaza del Ayuntamiento, para 2015 se amplía la zona al perímetro formado por las calles de la Justicia, General Palanca, General Tova, de la Paz, San Vicente y Marqués de Sotelo, así como las plazas del Ayuntamiento y de la Porta de la Mar.

Disposiciones que se mantienen

Con todo, el bando de este año mantiene muchas de las disposiciones de navidades anteriores. Así, hace especial hincapié en que los comercios que quieran instalar as aradas en la vía pública para vender productos de regalo podrán hacerlo precisamente frente a la fachada del local, y tendrán preferencia sobre los puestos de los mercados extraordinarios. Cualquier autorización otorgada por el ayuntamiento podrá ser revocada, como ocurría con gobiernos anteriores, «por razones de interés público».

Además, se prohíbe la apertura de zanjas y calicatas en todas las vías de la ciudad, así como se establece la obligatoriedad de tapar las que estuvieran abiertas, entre el 12 de diciembre y el 5 de enero «con el fin de facilitar la movilidad de los usuarios de la vía pública» durante las próximas fiestas navideñas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook