03 de diciembre de 2015
03.12.2015
Cesión

El Centro Excursionista pide instalarse en el «Punt de Gantxo» o seguir en su sede

El anterior equipo de gobierno ya les dijo que «no» y les ofreció tres alternativas que «no cubrían sus necesidades» - Ahora esperan respuesta

03.12.2015 | 03:12
El Centro Excursionista pide instalarse en el «Punt de Gantxo» o seguir en su sede

El Centro Excursionista de Valencia ha propuesto al actual equipo de Gobierno la cesión del edificio conocido com0 el «Punt de Gantxo», situado detrás de la catedral de Valencia, junto a l'Almoina, y parcialmente desocupado. No descarta tampoco la posibilidad de continuar en el edificio que ocupa en la actualidad, en la Plaza Tavernes de la Valldigna, una vez que sea adquirido por el ayuntamiento, pues la Biblioteca Central posiblemente no ocupe todo el espacio.

En la actualidad el Centro Excursionista trata de salir del concurso de acreedores en el que cayó en 2012 y ha perdido el edificio en el que tiene su sede desde el año 1994, que tras acumular una deuda hipotecaria de 1,4 millones de euros, ha pasado a ser propiedad de Bankia.

La entidad, por tanto, busca desde hace tiempo un nuevo local en el que que continuar una actividad que inicio hace 70 años. Y las posibilidades dentro de la lista patrimonial del Ayuntamiento de Valencia son muchas.

Según explicó Juan Manuel Ferris, presidente de la entidad, tiempo atrás mantuvieron conversaciones con el anterior equipo de gobierno del PP y ya entonces le propusieron ocupar las dos plantas superiores del edificio del Punt de Gantxo, que en sus dos primeras plantas alberga la Bioficina y la Fundación del Cine.

«Es un edificio grande, en una zona más que digna, que puede ser una buena alternativa para una actividad de interés general», explicó Ferris. Sin embargo, la respuesta del PP fue negativa. El motivo, al parecer, que allí ya había servicios municipales. En su lugar, no obstante, les ofrecieron tres edificios, uno situado muy cerca de su sede actual, en San Nicolás; otro en el Campus dels Tarongers, una antigua imprenta; y otro al lado de Zapadores, en la Fonteta. Pero ninguno de ellos cubría sus necesidades, afirma.

La opción del Punt de Gantxo también se la hicieron llegar a los entonces partidos de la oposición y la reiteraron cuando estos partidos formaron la coalición de Gobierno que en la actualidad está al frente del ayuntamiento. Según Ferris, «se lo dijimos antes, se lo hemos dicho después y se lo decimos ahora, porque es una opción muy buena para nosotros».

Creen, además, que hay numerosas fórmulas para ocupar esos locales, bien mediante un «alquiler especial», un convenio o la cesión directa, como ha ocurrido, recordó Ferris, con otras entidades de interés general. Recuerda, además, que el Centro Excursionista ya ha hecho el esfuerzo de recuperar un edificio histórico y pagar un precio muy elevado por ello. «Si nos tenemos que ir de nuestra sede, ese edificio es una opción», reiteró.

Seguir donde están
Ante ese condicionante, la pregunta era obvia. ¿Cabe la posibilidad de seguir en el edificio actual si lo compra el Ayuntamiento de Valencia». «Siempre hemos pedido que se estudiara esa posibilidad „respondió Ferris„. Allí puede haber un sitio para nosotros. Tenemos el archivo histórico y muchas otras cosas y además nuestra actividad es compatible con los usos futuros del edificio». «Esa también sería una solución. No sé si es posible, pero nosotros la hemos planteado a unos y a otros», afirma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook