09 de diciembre de 2015
09.12.2015
Oferta

Exposiciones, gastronomía y música, en el nuevo Veles e Vents

El edificio abrirá en la primera mitad de 2016 y aspira a ser "un escaparate para los productos de la huerta"

09.12.2015 | 18:23
Exposiciones, gastronomía y música, en el nuevo Veles e Vents

Heineken España, junto con el grupo La Sucursal y en colaboración con la Universitat de València (UV), han presentado este miércoles su proyecto para el edificio Veles e Vents de Valencia cuya oferta que se centrará en exposiciones fotográficas, talleres, gastronomía mediterránea y formación con el objetivo de lograr un espacio "polivalente y de encuentro"para la ciudad.

Así lo han explicado a los medios de comunicación, el director Regional de Relaciones Institucionales de Heineken España, Pablo Mazo; el director de Relaciones corporativas de la Entidad, Jorge Paradela; el director gastronómico de La Sucursal, Javier De Andrés y el director de Gastrolab de la Universitat de Valencia, José Miguel Soriano, quienes han indicado que, aunque todavía no hay una fecha concreta para su apertura, su intención es que el espacio comience progresivamente a ofrecer su oferta a partir del primer semestre de 2016.

Heineken España y el grupo La Sucursal, han presentado su proyecto después de que la Comisión Delegada del Consorcio Valencia 2007, formada por representantes del Ayuntamiento de Valencia, Generalitat y la Administración General del Estado, adjudicara por siete años el contrato de arrendamiento y explotación del edificio a Heineken España S.A-Rescorval S.L con un canon mensual de 30.000 euros mensuales, IVA excluido, y con una inversión inicial en obras, instalaciones, decoración y mobiliario de 1.755.696, 88 euros, sin IVA.

La oferta apuesta por transformar el edificio en un espacio vivo, en el que la creatividad, la restauración, la cultura y la formación llenen el Veles e Vents los 365 días del año con el objetivo de satisfacer las demandas reales de la sociedad y movilizar recursos locales apoyando sectores estratégicos de la economía local y regional, creando valor añadido, han explicado.

De esta manera, el proyecto aúna el tejido productivo primario, la industria agroalimentaria, al sector de la hostelería y al turístico alrededor de tres ejes: Cultura, gastronomía y formación, según ha explicado Paradela.


La propuesta cultural, que se ubicará principalmente en la planta de acceso al edificio en cerca de 1.000 metros cuadrados, abarcará los campos de las artes plásticas, escénicas y actos culturales.

De este modo, se instalará un videowall en el hall del edificio y se ofrecerán seis exposiciones anuales y diversos eventos todos los meses. Además, acogerá un festival anual de fotografía, asociado a otras propuestas de renombre en el sector.

También tendrán gran relevancia los conciertos, el teatro, la danza o el microteatro y se acogerá un club de jazz, con la colaboración de Berklee College of Music, Sedajazz y artistas reconocidos, así como se establecerán acuerdos con empresas internacionales de producción de eventos musicales en directo.

El edificio también albergará semanalmente talleres, jornadas, seminarios, presentaciones de libros, espacios de emprendimiento cultural, entre otros eventos culturales.


Por otra parte, la gastronomía será una de las grandes apuestas del proyecto, por lo que se instalarán en el edifico tres espacios gastronómicos, diferentes pero complementarios, para todos los públicos.

De este modo, en la planta de acceso al Veles e Vents se ubicará un restaurante centrado en la esencia de la cocina mediterránea y de los productos valencianos como arroces, pescados cocinados a las brasas y otros productos de la huerta.

Asimismo, en la primera planta se abrirá otro espacio más "informal", con horario continuado de cocina, abierto desde el desayuno hasta la cena, y una oferta "más dinámica y casual" donde la cerveza tendrá un papel protagonista.

Finalmente, en la planta tercera se instalará un restaurante con una cocina de autor y creativa, de la mano del reconocido cocinero Jorge de Andrés, quien ha indicado que servirá "de escaparate y dará visibilidad" del producto valenciano. En los tres espacios, las zonas al aire libre tendrán un papel destacado con terrazas, que concentrarán buena parte de su oferta.


Además, de la mano de la Fundación Cruzcampo de Heineken España, el proyecto presenta como mejora la ubicación de su Escuela de Hostelería en Valencia, en la segunda planta del edificio, que acogerá durante el curso académico a 50 alumnos del primer Grado en Ciencias Gastronómicas de la Universitat de València, primer grado de una universidad pública en esta materia, para ser uno de los principales centros de formación e innovación gastronómica del país.

Asimismo, acogerá un proyecto dedicado a la investigación y la divulgación de la cultura gastronómica mediterránea, entroncado con los dos grandes ejes del edificio: cultura y gastronomía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook