11 de diciembre de 2015
11.12.2015
Ocio Verde

El árbol de Navidad se hace más ecológico

Las piezas artificiales se imponen a las naturales y surgen nuevas formas alternativas

11.12.2015 | 04:15

Adornos para estas fechas. Siguiendo la tendencia de los últimos años, el árbol de Navidad artificial ha terminado desplazando al natural. Es difícil encontrar éstos últimos en Valencia. Además, ahora están de moda los árboles alternativos y de diseño.

La evolución de los tiempos y la mayor conciencia ecológica ha producido un impresionante cambio en los usos navideños, concretamente en los árboles de Navidad. Los tradicionales abetos, pinos o piceas, éste último muy apreciado en los paises nórdicos, prácticamente han pasado a la historia y en su lugar se comercializan piezas de plástico, madera o metal desmontables que como producto tampoco son los más ecológicos pero tienen a su favor la vocación de perdurabilidad.

En la ciudad de Valencia, de hecho, no resulta fácil encontrar árboles naturales. Y eso que el público los sigue comprando y hay quien no puede prescindir de ellos en estas fechas. En el Mercado de Colón, por ejemplo, la responsable de un puesto de productos navideños explicaba que allí los siguen teniendo y los siguen vendiendo los primeros. Sus precios oscilan entre los 85 euros de un abeto a los 30 euros de una picea, una cantidad muy similar a la de los «abetos artificiales».

Aún así, estos últimos se siguen imponiendo de forma abrumadora en el conjunto de la ciudad. Las populares tiendas de chinos han dinamitado el mercado y los precios son muy competitivos, lo que ha terminado por hundir el mercado natural.

La moda y el diseño han hecho, además, que los árboles de navidad alternativos y ecológicos vayan ganando terreno. Basta con entrar en las numerosas páginas web dedicadas a este menester para comprobarlo. Unas tablas de palé, gomas de plástico iluminadas o productos de deshecho como botellas o cartones, pueden ser utilizados para ingeniar un atractivo árbol de navidad y de paso desarrollar la imaginación, que cuando se trata de sostenibilidad siempre es bienvenida. Cualquier recurso es bueno y si tiene presente la defensa de la naturaleza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook