12 de diciembre de 2015
12.12.2015

Los promotores del casino de la marina real buscan apoyo en el nuevo Consell

El presidente de ARC Resorts insiste en invertir 1.000 millones tras las reticencias del anterior gobierno de Alberto Fabra por la ley del juego

12.12.2015 | 04:15

El presidente de ARC Resorts, Mark Vlassopulos, informó ayer a la Generalitat que proyecta invertir mil millones de euros en la Marina Real de Valencia, según informaron fuentes de la multinacional con sede en Singapur. ARC Resorts, especializada en el desarrollo de proyectos turísticos de gran envergadura, planea en la Marina Real Juan Carlos I de Valencia «el plan de actuación turística más importante de Europa que convertirá a la capital del Turia en el mayor polo turístico de Mediterráneo», añadieron las mismas fuentes.

La empresa proyecta la construcción de un hotel de seis estrellas con casino, un «museo del cristal» y jardines en el edificio Docks, como ya contó Levante-EMV el pasado mes de abril. El edificio de los Docks es una concesión portuaria que ahora el ayuntamiento quiere asumir. Vlassopulos, junto con el consejero delegado de esta compañía en España, José María Esquerdo, se reunieron ayer por la mañana con la directora general de Internacionalización de la Generalitat Valenciana, Mònica Cucarella, para abordar las inversiones que prevé llevar a cabo en la Comunitat Valenciana.

En la reunión, que también ha contado con la presencia de representantes del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial) se han detallado las inversiones que ARC Resorts proyecta en la Marina Real Juan Carlos I, así como otras previstas por esta compañía en Parc Sagunt.

El proyecto de la Marina Real cuenta con una inversión cien por cien privada de 1.000 millones de euros en tres fases y generaría 20.000 puestos de trabajo, un impacto económico sobre el PIB de 5.600 millones de euros en los próximos 5 años y un incremento del turismo de Valencia de 754.000 personas al año. ARC Resorts opera en Europa, Asia Central y Asia del Sur. Cuenta con seis sedes internacionales ubicadas en puntos turísticos estratégicos como Sri Lanka, Kazakhstan, Reino Unido, Suiza, Mónaco y España.

El proyecto choca con la legislación autonómica actual
La presencia de zonas de juego en el hotel de seis estrellas y una rebaja en la fiscalidad actual de los casinos han sido el principal escollo de un proyecto presentado ya al anterior gobierno de Alberto Fabra, ya que la legislación autonómica actual restringe la explotación de casinos a un único operador por provincia, Cirsa en Valencia, Acrismatic en Alicante y Orenes en Castelló. Ya el pasado mes de abril la entonces portavoz del Consell, la popular María José Català aseguró que el Ejecutivo de Fabra no modificaría la normativa del juego. Con el cambio de gobierno municipal y autonómico tras las elecciones, los promotores han buscado un acercamiento a los nuevos mandatarios públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook