16 de diciembre de 2015
16.12.2015
Proyecto

Visto bueno definitivo a la ampliación de los chiringuitos

La cubierta que hasta ahora se utilizaba como almacén podrá reconvertirse en terraza cubierta

16.12.2015 | 04:15
Visto bueno definitivo a la ampliación de los chiringuitos

La comisión de Urbanismo dará el próximo viernes el bueno definitivo a la modificación del plan especial del Paseo Marítimo que hará posible la ampliación de los chiringuitos de los 14 chiringuitos de la Malva-rosa. Estos establecimientos hosteleros se rebelaron hace unos años contra el gobierno de España por obligarles a reducir a 50 metros cuadrados la superficie de sus terrazas y la ocupación del dominio público. El ayuntamiento de Valencia, entonces gobernado por Rita Barberá, hizo causa común con los hosteleros y anunció que modificaría el planeamiento para que los locales pudieran ganar en altura la superficie que habían perdido en las terrazas. Finalmente, con el cambio de Gobierno se inició una modificación en la normativa de Costas que permitía en situaciones excepcionales a los chiringuitos mantener sus concesiones. El reglamento que desarrolla esta modificación de la ley, sin embargo, sigue pendiente.

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, explicó ayer que el nuevo gobierno del tripartito ha dado el visto bueno a una modificación del planeamiento heredada del anterior gobierno. Añadió que con la modificación del planeamiento se da cobertura urbanística a la ampliación, «otra cosa son las concesiones y el canon» que estos establecimientos deben negociar con Costas.

El cambio que se aprobará el próximo lunes permite aumentar la altura de los 14 restaurantes del paseo al pasar de una a dos plantas, y la superficie de ocupación de 12 de ellos, que pasan de 160 metros cuadrados cada uno a 336 o 345 metros cuadrados.Con esta reforma, que permitirá tener terrazas cubiertas, los establecimientos podrán dar servicio durante todo el año.

Los chiringuitos del Paseo Marítimo son estructuras construidas en los años 90 del siglo pasado que en algunos casos requieren adaptaciones. En las modificaciones el ayuntamiento exige que se conserva una imagen homogénea del conjunto de los chiringuitos playeros. Menos suerte que estos chiringuitos del paseo marítimo corrieron los chiringuitos que proyectó el anterior gobierno del PP en las playas de las Arenas y la Malva-rosa.

Costas tumbó el proyecto argumentando que en las playas ya había demasiados elementos. Los hosteleros del paseo marítimo estaban esperando la aprobación definitiva de la modificación del planeamiento para llevar a cabo la reforma de sus locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook