17 de diciembre de 2015
17.12.2015
Balance

La ciudad registró el año pasado casi 9.000 deficiencias en la vía pública

El alcalde se compromete a crear un servicio municipal para centralizar todas las quejas y sugerencias

17.12.2015 | 04:15

La Oficina de Coordinación de Obras de Valencia (Ocoval) atendió el año pasado 8.895 deficiencias en la vía pública. De los casi nueve mil problemas en el espacio público, 6.224 casos fueron comunicados a través de la policía de barrio, 486 se detectaron en la propia inspección de este servicio, otros 2.017 casos a través de particulares y en 168 fueron canalizadas desde otros servicios municipales.

En cuanto al servicio Servicio 72 horas de atención de deficiencias de Ocoval, en 2014 se registraron un total de 1.268. Respecto a los distritos de origen, los que el pasado año registraron más incidencies fueron Ciutat Vella (116), L'Eixample (103), Extramurs (122), Quatre Carreres (119) y Poblats Marítims (107).

El alcalde Joan Ribó quiso conocer ayer de primera mano el trabajo que se realiza en Ocoval, donde anunció que el Ayuntamiento de Valencia centralizará las quejas y sugerencias que recibe a diario por los múltiples canales abiertos a los ciudadanos, una oferta tan amplia, asegura el primer edil, que en ocasiones la información se pierde y no se resuelve. «El alcalde tiene el 'Parla amb Joan Ribó', donde me llegan cosas vía coreo electrónico que luego tengo que pasar aquí, tengo el Twitter, el Facebook, el Whattsapp, el teléfono? Solo en mi caso ya son cinco vías de comunicción. La voluntad es buscar un mecanismo de centralización donde Ocoval es una pieza fundamental, o quizá la más importante porque el espacio público es donde aparecen más quejas», explicó el alcalde.

«El problema es que tenemos tantos canales que a veces se nos pierde la información y algunas quejas se quedan por resolver», reconoció el alcalde, que alabó el trabajo que se desarrolla en Ocoval: «Creo que está trabajando de manera adecuada, con periodos para conceder licencias de zanjas de 19 de días, aunque este año me han comentado que han bajado todavía más, lo cual es algo muy importante. Casi es un récord».

Ribó también explicó que tiene indicios que, desde su llegada al Ayuntamiento de Valencia, las quejas y reclamaciones han descendido, aunque no lo ha podido confirmar aún: «Hemos hablado de cómo ha ido el último medio año, y aunque todavía no tenemos números claros, nos han transmitido e insinuado desde Ocoval que el número de quejas ha bajado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook