30 de diciembre de 2015
30.12.2015

El ayuntamiento agilizará las licencias y empezará a desbloquear 30 PAI parados

31.12.2015 | 04:15
El PAI del Camino Hondo del Grao, junto a la Fórmula 1, será una de las prioridades.

El Ayuntamiento de Valencia se ha marcado como objetivo para 2016 reforzar el servicio de licencias y «reducir drásticamente» el plazo de concesión de las mismas. Así lo ha anunciado el concejal de Urbanismo, el socialista Vicent Sarrià, que también se ha marcado como objetivo prioritario empezar a desbloquear los más de 30 PAI pendientes en la ciudad.

De la agilización de licencias, el primer gran beneficiado será, según Sarrià, el barrio del Cabanyal, donde, tras la derogación del Pepri, el equipo de Gobierno ha reactivado los tres proyectos de urbanización acordados en 2010 (calles Reina; Barraca y Avenida del Mediterráneo) con cargo al Plan Confianza.

En esta línea, el concejal recordó que el Ayuntamiento «ha aprobado la bonificación del 90% de las tasas urbanísticas destinadas a promover la rehabilitación, no sólo del Cabanyal sino de otros barrios de la ciudad, de acuerdo con la nueva filosofía de la revisión del PGOU destinada a frenar la ocupación de huerta y actuar sobre la ciudad consolidada».

Sarrià también habló de la intención de empezar en 2016 «a desbloquear los más de 30 PAI pendientes en la ciudad», entre los que ha calificado como «más prioritarios» el de Eugenia Viñes y el Camino Hondo del Grao. En este caso precisó que se va a optar por la gestión indirecta, tal como se ha hecho en los otros 19 sectores urbanizables del PGOU. Se mantendrá el planeamiento aprobado y tendrá cargas urbanísticas para, entre otras cosas, el soterramiento de las vías, explicó.

A día de hoy, además, ya se ha urbanizado el PAI de Guillem de Anglesola y el de la calle Brasil y se está urbanizando el sector de Malilla, que tendrá un gran parque de 70.000 m2.

Centro histórico
Una tercera pata de la gestión de Urbanismo para 2016 será la unificación de planeamiento y normativa del centro histórico (planes urbanísticos, planes especiales, entornos BIC, catálogos, normas etc.), de los que se encargará Aumsa y para los que se han presupuestado 350.000 euros. Urbanismo también dispone de 1 millón de euros para actuaciones en el centro histórico a través de Aumsa, que se centrarán «en la rehabilitación de edificios de su propiedad y otras actuaciones, como la apertura de Doctor Chiarri para conectar el entorno con el IVAM y peatonalizar la calle por donde se accede al C.P. Santa Teresa», explicó Sarrià.

Finalmente, anunció que en 2016 también se hará el proyecto de rehabilitación de La Ceramo y la protección de Bombas Gens como Bien de Relevancia Local para que pase a ser proyecto museístico y sociocultural privado.

Entre otros proyectos sobre el patrimonio protegido, el concejal de Urbanismo destacó que en 2017 se podrán rehabilitar edificios como el Casino Americano, la alquería de la Torre, el chalet Aben al Abbar, en Ayora, el Conjunto protegido junto al Botánico, en la calle del Beato Gaspar Bono; la Aceitera de Marxalenes o la Casa del Relojero. Así mismo, anunció que para el próximo año hay 300.000 euros de presupuesto para redactar los proyectos de ampliación de los parques de Benicalap, las Carolinas y la Rambleta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook