31 de diciembre de 2015
31.12.2015
Macrofiesta

Moragues prohíbe fuegos artificiales en la fiesta de fin de año del tripartito

Fuset califica la medida de «boicot» y el delegado del Gobierno asegura que no es «ningún capricho»

31.12.2015 | 15:32
La plaza del Ayuntamiento, lista para la celebración de fin de año
Play
Últimos preparativos en la plaza antes de la gran fiesta. Vídeo: Levante TV
Moragues prohíbe fuegos artificiales en la fiesta de fin de año del tripartito

La primera macrofiesta de año nuevo organizada por el consistorio ha provocado el enfrentamiento entre el Ayuntamiento de Valencia y la Delegación de del Gobierno. Y es que el evento ideado por la Concejalía de Fiestas se ha quedado a última hora sin fuegos artificiales. Según había organizado el consistorio, la fiesta que se celebrará esta noche en la Plaza del Ayuntamiento iba a incluir, además de la actuación de los DJ Paco Plaza, Ley DJ y El y Ella DJ desde el propio balcón del consistorio, un espectáculo multimedia de luces y pirotecnica que ya no se llevará a cabo.

Tal y como denunció el concejal de Fiestas, Pere Fuset, a principios de esta semana el Subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Valderrama, trasladó al consistorio su negativa a aprobar un lanzamiento que estaba previsto desde la terraza del edificio municipal. Para Fuset esta es una medida totalmente «arbitraria y subjetiva» que responde a una «revancha política» del Partido Popular contra Compromís.

El edil aseguró que el disparo programado por el consistorio y que iba a correr a cargo de Caballer FX contaba «con todos los permisos pertinentes de Seguridad», incluyendo el aval de los bomberos y los Servicios Centrales Técnicos del Ayuntamiento además de un adecuado protocolo de Protección Civil. Según Fuset, la negativa de la Delegación se basó en la falta de justificación del arraigo histórico para disparar los fuegos artificiales y en una interpretación «subjetiva» de la normativa ITP8.

El concejal defendió que el arraigo de la festividad de Nochevieja es más que evidente, así como de la pirotecnia en la cultura valenciana. Es cierto que nunca se habían disparado desde el consistorio el día 31 de diciembre, pero contra eso el concejal se preguntó: «¿Si Barberá no hizo algo durante su gobierno no se podrá hacer nunca más? ¿La historia se ha detenido con ella?».

Sin embargo, desde la delegación del Gobierno defienden que esta decisión «no es ningún capricho» porque contaba con dos informes técnicos desfavorables. Según argumentó ayer el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, la legislación vigente señala que el disparo del espectáculo debe estar a diez metros de distancia de cualquier edificio y a 25 metros del público, mientras que «en este caso, al lanzarse desde la terraza del ayuntamiento, la distancia es de cero metros».

Para Fuset este argumento carece de lógica. «Claro que el disparo se hace a cero metros del edificio, porque se hace en el propio edificio», lamentó. Y añadió como ejemplos de lo «arbitrario» de la decisión el hecho de que en la Crida, por ejemplo, se lancen fuegos artificiales desde las propias Torres de Serrano „ «también a cero metros del edifio»„ o que incluso en la cabalgata de Reyes se dispare desde el mismo ayuntamiento. «Esta prohibición va en contra del sector pirotécnico valenciano y, por extensión, de la ciudadanía valenciana, que no podrá disfrutar de un espectáculo que sí se va a celebrar en localidades como Madrid», denunció el edil, que añadió que «con tan poco margen» ha sido imposible buscar una nueva ubicación para el disparo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook