09 de enero de 2016
09.01.2016

La interinidad del Gobierno obliga al Consorcio Valencia 2007 a prorrogar el presupuesto de 2015

El organismo que gestiona la marina real prevé 7,3 millones de ingresos, sin contar el canon embargado del Veles e vents

09.01.2016 | 04:15
La interinidad del Gobierno obliga al Consorcio Valencia 2007 a prorrogar el presupuesto de 2015

La interinidad del Gobierno central tras las elecciones del pasado mes de diciembre agrava las incertidumbres sobre el futuro del Consorcio Valencia 2007, cuyo consejo rector no se reúne desde mayo y sigue aún sin director general, tras la dimisión de Pablo Landecho. La falta de acuerdo para formar nuevo Gobierno alarga la agonía del Consorcio, cuya gestión ha asumido provisionalmente una comisión delegada.

Sin fecha a la vista para la reunión del consejo rector formado por los representantes de las tres administraciones y sin posibilidad de aprobar los presupuestos de 2016, a la comisión delegada no le ha quedado otra que aprobar la prórroga de los presupuestos de 2015, un parche para poder seguir funcionando y pagando el gasto corriente y las nóminas en el nuevo año. El presupuesto prorrogado deja poco o nulo margen para decidir nuevas inversiones y poner en marcha proyectos nuevos o modificar los existentes. El Consorcio Valencia 2007 podrá hacer frente al gasto corriente y prorrogar las contratas de seguridad o limpieza que trabajan en la marina.

El Ayuntamiento de Valencia esperaba que tras las elecciones y la formación del nuevo Gobierno se resolviesen las dudas sobre los embargos y la financiación de la deuda millonaria de este organismo que lastra la dinamización de las infraestructuras de la Copa del América. El alcalde reclama al Gobierno la condonación de la deuda de 420 millones de euros por las obras de la Copa del América que le reclama el ICO, así como la negociación con los bancos para levantar los embargos que pesan sobre las cuentas del Consorcio ante el impago de créditos y pólizas de seguros por más de 60 millones.

La comisión delegada ya ha notificado a las tres administraciones que ante la indefinición en el Gobierno se funcionará con presupuestos prorrogados. La comisión calcula que el año próximo el Consorcio tendrá unos ingresos de 7,3 millones de euros, de ellos tres se corresponden con las aportaciones patrimoniales correspondientes a 2015 realizadas por las tres administraciones (estatal, autonómica y local).
Fuentes del consorcio informaron de que tanto el ayuntamiento como la Generalitat ya han pagado los 1,8 millones y los 600.000 que debían, respectivamente, al Consorcio del año pasado. Este organismo espera unos ingresos por alquileres de los espacios náuticos de 4,3 millones de euros (dos de amarres y 2,3 de espacios en tierra). Entre los ingresos previstos por el Consorcio, que ya ha sacado a concesión casi una treintena de espacios, entre ellos el centro de innovadores, el club de playa y varios espacios de servicios náuticos, no podrá contar de momento con el canon de 360.000 euros anuales de Heineken, la empresa que gestionará en UTE con La Sucursal el complejo lúdico y gastronómico del Veles e Vents puesto que ha sido embargado para hacer frente a los impagos que reclama el banco Santander. El embargo no afectará a las concesiones anteriores, esto es a los ingresos del centro de innovadores de Juan Roig (325.000 euros anuales) ni los del club de playa (300.000 euros al año).

Más ingresos pero insuficientes ante la carga financiera
Los ingresos previstos por el Consorcio Valencia 2007 aumentarán el año próximo debido a los ingresos generados por las nuevas concesiones. El Consorcio podría llegar a ingresar 19 millones de euros y ser autosuficiente cuando todas las concesiones de la marina real estén en marcha, siempre que el Gobierno se avenga a refinanciar o condonar una deuda cercana a los 500 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook