11 de enero de 2016
11.01.2016

A medio gas antes del cierre

L'Oceanogràfic abre sus puertas con muchos estanques vacíos y secos antes de que las obras de remodelación del acuario, la atracción más exitosa de la Ciutat de les Arts i les Ciències, fuercen a clausurar el parque hasta el próximo 12 de febrero

11.01.2016 | 22:02

Flamencos en pequeños recintos, estanques vacíos y no poca decepción. L'Oceanogràfic abrió ayer sus puertas antes de que el parque cierre hoy de forma provisional mientras duran las obras de remodelación del acuario, que como ya contó este diario la pasada semana se desarrollarán durante un plazo de un mes.

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, y la presidenta de Avanqua, Celia Calabuig, presentarán hoy el plan de mejoras y el modelo de gestión del nuevo Oceanogràfic. Desde hace varias semanas, Avanqua, encargada de la gestión de l'Oceanogràfic, está desarrollando un plan de inversión de nueve millones de euros para este año que le ha obligado al cierre provisional del parque. Las instalaciones volverán a abrirse el viernes 12 de febrero aunque las obras continuarán hasta la inauguración oficial del nuevo Oceanogràfic prevista para el mes de marzo.

Un equipo multidisciplinar de biólogos y veterinarios del parque, en coordinación con los técnicos encargados de llevar a cabo las mejoras, ha aplicado una serie de medidas para preservar la calidad de vida de los animales. Algunas de ellas se podían ver ayer en el acuario.

Avanqua comunicó que a través de las redes sociales del parque se facilitará información permanente del desarrollo de las obras de acondicionamiento, y ha habilitado un número de teléfono para los colectivos que estén interesados en la nueva oferta de ocio de l'Oceanogràfic. Cabe destacar que el acuario de Vancouver, que participa en la sociedad que gestiona el parque, acaba de remodelar también sus instalaciones de Canadá.

Con todo, muchos de los visitantes que ayer se acercaron hasta el acuario se sorprendían de ver estanques vacíos e instalaciones sin animales a la vista. Prácticamente todos los espacios de exterior estaban vacíos, incluida la zona de leones marinos, muy apreciada por los más pequeños.

L'Oceanogràfic de Valencia, inaugurado el 12 de diciembre de 2002, está gestionado desde la primavera pasada por la empresa Avanqua, participada por Aguas de Valencia, el acuario de Vancouver y Ket Gestión, firmas que se han propuesto mejorar el que pasa por ser el mayor reclamo de Cacsa, con más de 1 millón de visitantes al año. Su intención, de hecho, es que el acuario, el mayor de Europa, llegue a 1.250.000 visitantes en un año, 100.000 más que ahora. Por el momento se desconoce si al parque, que muestra especies difíciles de ver en cautividad como belugas o morsas, entre otros, añadirá nuevos animales al acuario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook