12 de enero de 2016
12.01.2016
Medio Ambiente

El plan de sustitución de moreras se reduce a la mitad de ejemplares

La concejala Pilar Soriano anuncia que solo se talarán aquellos ejemplares de más de 40 años

12.01.2016 | 14:36
Los vecinos de Fuente de San Luis \'cargan\' contra la tala de las moreras
Play
Los vecinos de Fuente de San Luis, en contra de la tala de moreras. Vídeo: Arturo Iranzo
Moreras de la calle Ebanista Caselles.

El Ayuntamiento de Valencia ha anunciado esta mañana que el plan para sustituir las moreras con fruto por otras especies que no ensucien la vía pública afectará a unos 1.400 ejemplares, es decir, la mitad del censo que existe en la ciudad. "Solo se va a actuar con las moreras que están en la vía pública, porque hay muchas que están en jardines", ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano.

El procedimiento para la sustitución de cerca de 1.400 moreras con fruto se efectuará mediante tres procedimientos: la tala, el trasplante y el tratamiento hormonal. "En función del estado del arbolado se procederá de una forma u otra", ha explicado Soriano, quien ha recalcado que en el caso de la tala solo se hará "en aquellas especies que hayan superado con creces su mediana de vida".

"El arbolado viario tiene un ciclo de vida mucho más corto que el que está en jardines. Hablaríamos de 25 a 30 años. Los ejemplares que se talaron el viernes pasado estaban entre los 40 y 50 años de vida „en la calle Ebanista Caselles„, ya habían superado su ciclo de vida con creces", ha señalado la regidora de Compromís.

Soriano ha responsabilizado al Partido Popular del mal estado general del arbolado de la ciudad y del problema de las moreas. "Cambiamos las moreras por la nefasta gestión de la jardinería que ha sufrido la ciudad durante los gobiernos del PP. Mantuvieron árboles con más de 40 años, de una especie que no es la mejor para estar en la vía pública. El primer error fue que no se seleccionaron las especies más sostenibles. Nosotros no queremos talar árboles, ni Joan (Ribó), ni yo ni el gobierno, pero a veces es necesario hacer estas actuaciones porque son árboles que han vivido toda la vida sufriendo en alcorques de un metro, mientras que en las nuevas urbanizaciones trabajamos en alcorques de dos a cuatro metros", ha enfatizado.

Por su parte, el alcade Joan Ribó ha recordado que si se lleva adelante la actuación es porque han tenido muchas quejas. "Desde asociaciones de padres de alumnos a asociaciones de vecinos que nos pedían por favor que cortáramos las moreras porque generan problemas. Queremos buscar una salida. Hay personas que se han caído como consecuencia de la suciedad que provocan, que se han roto una cadera? Hay expedientes donde se pide esta acción", ha explicado el primer edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook