15 de enero de 2016
15.01.2016

El Gobierno pide continuar las obras paralizadas del Palacio del Temple

Delegación afirma que la concesión de la licencia es anterior al plan urbanístico que la prohíbe

15.01.2016 | 02:00
El Gobierno pide continuar las obras paralizadas del Palacio del Temple

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana dará la batalla ante el Ayuntamiento de Valencia para continuar las obras paralizadas del Palacio del Temple, que afectan a la parte residencial y no al conjunto histórico. Según fuentes de la institución que preside el popular Juan Carlos Moragues, la paralización de esa parte de las obras se hizo en base a un Plan de Reforma Interior muy posterior a la concesión de la licencia, que la dio, además, un delegado del Partido Socialista.

La rehabilitación del Palacio del Temple, sede de la Delegación del Gobierno, consiste en la reforma del edificio histórico para eliminar elementos impropios y hacerlo más funcional, además de la construcción de un edificio de nueva planta en la parte trasera del patio con fines administrativos y un edificio de 4 plantas en un lateral, recayente a la calle Les Maestres, que albergará oficinas y la residencia del delegado.

Las obras, que comenzaron con tres años de retraso, se paralizaron por la aparición de un tramo de la muralla árabe en el lugar donde se va a construir el edificio de nueva planta. Y cuando se modificó el proyecto para albergar estos restos y se reanudaron las obras, el Ayuntamiento de Valencia, ya con el tripartito al frente, decidió revocar parcialmente la licencia de obras porque las cuatro plantas del edificio residencial sobrepasaba la altura de cornisa del propio palacio, un detalle contrario a la nueva normativa urbanística y al plan de protección del entorno BIC. Esto fue el pasado mes de octubre después de varias reuniones con la Delegación del Gobierno en las que se le pidió, sin éxito, que se cambiara el proyecto en este punto.

En consecuencia, la delegación ha mantenido su idea y ha presentado alegaciones a esa resolución para seguir adelante con las obras sin cambiar sus planes. Fuentes de la institución recuerdan que este proyecto se aprobó en 2007 siendo delegado el socialista Antoni Bernabé y que se concedió la licencia en 2010 con el también delegado del gobierno socialista Ricardo Peralta. No entienden, por tanto, que se paralice esta parte de la obra atendiendo a un plan urbanístico posterior.

La delegación espera que se recapacite sobre el asunto y se levante la paralización de las obras sin necesidad de revisar nada.

Entre tanto, la empresa constructora continúa con los trabajos de rehabilitación del palacio. Estos días se está procediendo al desmontaje de la cubierta para su renovación íntegra y se trabaja también en el claustro interior, una de las joyas del monumento.

Finalmente, las fuentes informaron que los restos arqueológicos ya han sido protegidos y que el edificio de nueva planta en el que quedarán integrados sigue los pasos previstos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook