16 de enero de 2016
16.01.2016

El aparcamiento de Brujas se desbloquea al asumir el ayuntamiento el coste de la obra

El consistorio pagará 13 millones a la Generalitat y Ribó anuncia que sacará «en breve» la licitación para finalizarlo y explotarlo

16.01.2016 | 04:15
El aparcamiento de Brujas se desbloquea al asumir el ayuntamiento el coste de la obra

Si no se tuercen las cosas, el anuncio realizado ayer por el alcalde Joan Ribó sobre desbloqueo del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas puede ser uno de los más importantes de su mandato. Ocho años después del inicio de las obras, la apertura de este gran estacionamiento subterráneo situado situado junto al Mercado Central comienza a vislumbrar la luz del larguísimo túnel burocrático en el que quedó atascado. El primer edil aseguró ayer que el Ayuntamiento de Valencia asumirá los 13 millones de coste de la infraestructura que construyó la Generalitat junto a la estación de la línea 2 del metro, y que en breve sacará a concurso la licitación del proyecto para la finalización de las obras y su futura explotación. El parking es clave para la futura peatonalización total del entorno de la Lonja y la Plaça del Mercat.

Sin embargo, fuentes de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio «rebajaron» las expectivas al asegurar que se trata «de un principio de acuerdo», y según explicaron a este periódico «quedan muchos detalles por perfilar y muchas reuniones por delante, aunque una se celebrará ya la próxima semana».

Ribó explicó que el Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria de Insfraestructuras han dado con la solución para desbloquear el aparcamiento de Brujas. «Ya está formalmente resuelta», y con unas condiciones, explicó, «mucho más favorables para el municipio» que las que establecía el acuerdo firmado por el anterior equipo de Gobierno de Rita Barberá. El nuevo texto, que empezará a redactarse la semana que viene, establece que el ayuntamiento «se ve obligado a efectuar el compromiso previo de pago de 13 millones de euros para pagar la estructura del parking». «La gran diferencia», dijo el primer edil «es que las condiciones de pago serán muy favorables para el municipio». Desde Conselleria matizan que este acuerdo necesita aún el visto bueno de la Intervención General de la Generalitat.

Este pago «no estará vinculado a la concesión de la explotación del aparcamiento», precisó Ribó, por lo que el dinero que se reciba en las arcas municipales por parte de la empresa concesionaria del estacionamiento «no tiene que ir necesariamente a pagar esos 13 millones de euros». Además, la empresa ganadora del concurso «tendrá que pagar la rampa de acceso desde la calle de Guillem Sorolla y la conexión al Mercado, entre otras condiciones impuestas a la empresa», que se detallarán en cuanto esté elaborada la redacción del convenio.

Además, el Ayuntamiento de Valencia tiene que mantener su compromiso «de urbanizar la plaza en superficie, pero en este caso la Generalitat asume la responsabilidad de la redacción de un concurso arquitectónico de máximo nivel». Mientras, la Concejalía de Movilidad Sostenible tiene muy avanzada la redacción del pliego de condiciones para la licitación del aparcamiento.

Los detalles del nuevo acuerdo se concretarán en las próximas semanas, según señaló el alcalde, aunque manifestó su confianza en que las obras empezarán «lo antes posible». El convenio firmado en su momento entre el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat obligaba en al consistorio a asumir costes por actuaciones la competencia de las cuales y gestión no son directamente municipales, dado que en este asunto se vincularon dos proyectos, como son la construcción del aparcamiento en la plaza Ciudad de Brujas, y la ejecución de la estación subterránea de Metrovalencia (por parte de la Conselleria de Infraestructuras) en el entorno del Mercado Central.

«Lo más importante», explicó el alcalde, es que la ciudadanía «no continúe pagando la pésima gestión del anterior Gobierno Mmunicipal y el anterior equipo de la Conselleria que, a pesar de ser del mismo partido político, no se aclararon durante años». «De hecho „continuó„ los acuerdos que en su momento firmaron Camps y Barberá no estaban muy pensados, ni desde el punto de vista jurídico ni desde el punto de vista de gestión, y han generado después este caos».

Hay que recordar que hace un año que la anterior alcaldesa, Rita Barberá, aseguró que para marzo de 2015 se procedería la licitación de las obras del aparcamiento, y que la plaza de Brujas estaría urbanizada antes de las Navidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook