16 de enero de 2016
16.01.2016

Las valencianas ilustres recuperan terreno en el callejero de la ciudad

El consistorio instalará en 44 calles los nombres de Marie Curie, Gabriela Mistral, Pilar Soler u Olimpia Arozena para acabar con la «injusta marginación»

16.01.2016 | 04:15
Las valencianas ilustres recuperan terreno en el callejero de la ciudad

Cuatro premios Nobel, un buen puñado de pioneras y represaliadas, republicanas y anarquistas. El Ayuntamiento de Valencia, a través del Consejo por la Mujer y por la Igualdad, ha decidido dar el nombre de 22 mujeres valencianas, 11 españolas y 11 extranjeras, a un total de 44 calles de la ciudad. Además, el órgano que preside la concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas, Isabel Lozano, ha pedido que a partir de ahora cuatro de cada cinco nombres que se incorporen a partir a las calles de Valencia sean de mujeres, dado que de los 1.144 personajes ilustres con calle, un 93 % corresponde a hombre y sólo el 7 % a mujeres».

Las propuestas de mujeres ilustres están encabezadas por la valenciana Margarida Borràs, el primer caso documentado de tortura y muerte por identidad de género. Otras valencianas ilustres que pondrán calles a nombres de la ciudad serán la ginecóloga Manuela Solís, la primera licenciada de la UV; la compositora Matilde Salvador, hija adoptiva de Valencia en 2008; la primera profesora universitaria de la ciudad, Olimpia Arocena; la alcaldesa de Vilallonga (Valencia) durante la Guerra Civil, Rosa Estruch; la docente de la cárcel de mujeres, Presen Sáez; o la maestra y feminista Enriqueta Agut.

Además, se han propuesto los nombres de las pionera del socialismo feminista, María Cambrills; la política y defensora de los derechos de las mujeres, Pilar Soler; la maestra y política valenciana Empar Navarro; la pensadora republicana Elena Just; la ginecóloga Concepción Aleixandre; la impresora valenciana del siglo XVI, Jerónima Galés; la médica Mª Mercedes Maestre; las pintoras Dorotea y Margarita Joanes; la teniente de alcalde del primer Ayuntamiento democrático de Valencia; Pilar Bosch; la fundadora de Ca Revolta, Cristina Piris; y la activista republicana Rita Más «La Rulla».

Se ha propuesto que la Concejalía de Cultura instale en las calles unas placas informativas con una breve historia de la persona, ya sea inscrita directamente en la placa o con un código QR que redirija a la historia biográfica de la personaje ilustre. Lozano calificaba ayer estas medidas de «necesarias, puesto que las mujeres no han tenido oportunidad a lo largo de la historia de obtener el reconocimiento a su saber, su trabajo y sus aportaciones». «Se han encontrado con múltiples obstáculos y se han enfrentado a una injusta marginación, hasta el punto que sus investigaciones y creaciones han sido muchas veces oscurecidas por hombres (maridos, padres o hermanos), haciéndolas invisibles en el curso de la historia, simplemente por el hecho de ser mujeres en una sociedad en la cual no tenían un estatus de igualdad con los hombres». «Ha llegado el momento de cambiarlo», espetó ayer. Las propuestas de calles han sido hechas por las diferentes organizaciones que forman parte del Consejo, así como por parte de los grupos políticos con presencia municipal y por las Unidades de Igualdad de la Universitat de València y de la Universitat Politècnica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook