21 de enero de 2016
21.01.2016
Irregularidades

La EMT facturó 2.265 horas extra ilegales en seis meses

El concejal Grezzi justifica los recientes despidos de directivos por "tolerar y encubrir" los hechos

21.01.2016 | 17:46

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia facturó en seis meses, de junio a diciembre pasados, un total de 2.265 horas extraordinarias ilegales, camufladas como "abonos varios" y sin cotizar a la Seguridad Social.

Así lo han explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la EMT, José Enrique García, tras el consejo de administración de la empresa, y han señalado que los recientes despidos de los directivos Andrés Bernabé y Sandra Delgado, son por "haber tolerado y encubierto" estos hechos.

En un comunicado del Ayuntamiento, Grezzi ha explicado que no había hablado hasta ahora por respeto a los trabajadores despedido pero ante la repercusión pública de la noticia, se han de dar "las explicaciones necesarias para entender esta decisión sin entrar en ningún detalle que pueda perjudicar el procedimiento en curso".

García ha informado de que los dos despidos se deben a una "infracción grave" del Estatuto de los Trabajadores por parte de la empresa "por haber tolerado y encubierto ese incremento de las 80 horas extraordinarias al año que un trabajador puede realizar legalmente".

Tras la denuncia presentada en su día por el sindicato CGT, se ha comprobado que solamente entre los meses de junio y diciembre "el número de horas extraordinarias encubiertas asciende a 2.265".

Incluso se da el caso de algún trabajador que realizó en ese período hasta 400 horas extraordinarias por encima del tope legal, "que además se camuflaban bajo el concepto de abonos varios y no se cotizaba por ellas a la Seguridad Social", según García.

Existen indicios de que el número de trabajadores que realizaron y facturaron irregularmente "abonos varios" fue de diecisiete, todos ellos del área técnica.

"El descubrimiento de esta circunstancia ilegal resultó sorprendente para la gerencia y la presidencia de la empresa, ya que a pesar de que en el mes de agosto se produjo una denuncia del sindicato CGT a la Inspección de Trabajo, y que el sindicato se lo comunicó entonces al gerente Andrés Bernabé, ni este ni la entonces responsable de Recursos Humanos, Sandra Delgado, lo comunicaron en ningún momento", ha explicado.

Grezzi ha anunciado que es intención de los nuevos responsables de la EMT "investigar años anteriores para ver si se cometieron irregularidades similares" y preguntado al anterior responsable del PP, Alberto Mendoza, si tenía conocimiento o indicio de una infracción similar, a lo que éste ha respondido que no.

Las investigaciones proseguirán "respetando el derecho de los trabajadores para proteger el proceso puesto en marcha por la Inspección de Trabajo, que podría concluir con una sanción de entre 626 y 6.250 euros, y velar por los intereses de la empresa pública".

Ambos han puntualizado que los despidos "no ha tenido ninguna relación con hechos delictivos, sino que se trata de una infracción laboral grave pero no existe ningún delito".

No obstante, Grezzi ha resaltado la gravedad de estas irregularidades "en una empresa pública que ha de ser ejemplar y no puede cometer ninguna ilegalidad".

El consejo de administración ha aprobado hoy un nuevo organigrama que reduce de 8 a 6 el número de áreas de dirección: un área de Gestión que agrupa Recursos Humanos y Administración, un área de Desarrollo, dentro de la cual se incluyen las subáreas de Transparencia y Control Interno, Calidad del Servicio y Sistemas de Información, además de las áreas Técnica, Gestión, Planificación y Marketing y Operaciones.

Igualmente, se ha aprobado encargar a la empresa Deloitte que realice una auditoria complementaria que analice todas las facturas correspondientes al año 2015 cuya cuantía sea superior a 6.000 euros y evalúe todos los procedimientos de contratación empleados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook