21 de enero de 2016
21.01.2016
Peatonalización el entorno

Ribó esgrime ante los vendedores presiones para "blindar" la Lonja y se ofrece a explicarlo en el Mercat

Reitera su compromiso con el aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas - Los comerciantes se manifestarán el día 28 si antes no hay un acuerdo definitivo

21.01.2016 | 15:04
Asamblea de vendedores del Mercado Central.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha implicado directamente en la peatonalización del entorno de la Lonja y está dispuesto a desplazarse hasta el Mercado Central, principal oposición al proyecto, para explicarlo personalmente a los vendedores. Ayer ya mantuvo una conversación telefónica con su presidente, Francisco Dasí, en la que le explicó las presiones a las que está sometido el ayuntamiento y el interés municipal por que los problemas se resuelvan de la mejor manera posible, pero a día de hoy el problema no está resuelto y los vendedores preparan una primera movilización el próximo 28 de enero si no hay una solución.

A falta de diez días para que arranque la semipeatonalización del entorno de la Lonja, que consistirá básicamente en reducir el tráfico de María Cristina a un sólo carril para transporte público, residentes y vendedores, el plan del ayuntamiento sigue teniendo una fuerte oposición.
Los vendedores del Mercado Central, que exigen que se haga antes el aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas, encabezan esa rebelión junto con los comerciantes del centro histórico y los transportistas, y están dispuestos a llegar a las movilizaciones, lo que ha hecho que el propio alcalde, Joan Ribó, intervenga en el asunto. Ayer mantuvo una conversación con Francisco Dasí y le explicó, según declaró éste a Levante-EMV, que la peatonalización se produce con tanta premura por las presiones que siente de la Unesco, que declaró a la Lonja Patrimonio de la Humanidad en 1996; y de Valencia Ruta de la Seda, que organizará un gran evento mundial el próximo verano con la Lonja como elemento principal.

Ribó también le habría explicado a Dasí que se atenderían todas sus inquietudes en cuanto al tráfico y zonas de carga. Y le garantizó que el aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas está desbloqueado porque será el ayuntamiento el que ponga el dinero, concretamente 13 millones de euros para pagar la obra ya realizada. «Ahora falta que la Generalitat les dé unos plazos cómodos para pagar ese dinero», apostilló Dasí en relación con este tema.

Estas explicaciones fueron valoradas positivamente por el presidente del mercado, pero el golpe de efecto fue que Ribó se comprometió con él a desplazarse al mercado para explicar personalmente a los vendedores todas estas cuestiones. «Está muy bien que los políticos den la cara», dijo.

Así pues, los próximos pasos del Mercado Central dependerán de lo que haga Ribó y cómo lo acojan los vendedores. Ayer ya hubo una asamblea y en ésta conocieron de primera mano los problemas. Y aunque no hubo una decisión en este sentido, ya se planea una manifestación el día 28 al término del pleno del Ayuntamiento de Valencia. «Si viene Joan Ribó y nos da una solución, lo valoraremos», dijo Francisco Dasí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook