23 de enero de 2016
23.01.2016

El barrio de San José exige el fin de las fiestas estudiantiles en pisos

La Policía Local ha tenido que intervenir para desalojar reuniones con hasta 80 jóvenes en una vivienda

23.01.2016 | 02:45
El barrio de San José exige el fin de las fiestas estudiantiles en pisos

Las fiestas que organizan los estudiantes en pisos de alquiler del barrio de San José (también conocido como La Bega Baixa) continúan siendo una de las principales preocupaciones vecinales de este enclave de la ciudad que gira en torno a la Plaza de Xúquer.

En el pasado la Policía Local tuvo que intervenir para desalojar multitudinarias convocatorias, con hasta 80 jóvenes encerrados en una misma vivienda. Aunque gracias a la acción de varias comunidades de propietarios se ha logrado frenar en parte el fenómeno „al menos aquellas celebraciones que convocaban a decenas de personas„, todavía persiste el problema en pequeños focos localizados. Por ello, la Asociación de Vecinos del Barrio de San José ha convocado a los diferentes presidentes de las comunidades para tratar conjuntamente este problema de convivencia.

«La AVV no tiene capacidad jurídica para afrontar este problema, pero las comunidades de propietarios sí, por lo que vamos a reunir a los presidentes para hablar sobre el tema y proponer soluciones», explica Lucas del Castillo, presidente de la entidad vecinal de San José. El máximo responsable de la asociación cifra en más de dos mil los estudiantes que viven en pisos de alquiler. «Ahora mismo la organización de las fiestas de estudiantes es algo más dispersa que hace un tiempo y no son tan multitudinarias. El problema es que como muchos de ellos cambian de vivienda cada seis meses, es difícil de atajar», argumenta.

Las principales calles afectadas son la de Serpis, Vinalopó, Poeta Artola y la plaza Xúquer. Del Castillo considera que es importante el diálogo entre estudiantes, comunidades de vecinos y propietarios. «Las comunidades deben tomar la iniciativa porque si esperan a que surja el problema ya es tarde. El diálogo es esencial para la convivencia», considera el presidente de la AVV de San José.

La zona Xúquer, declarada zona acústicamente saturada hace unos años, no ha erradicado del todo el problema del botellón. «Se ha solucionado en un 80 por ciento, pero ahora lo que existe son pequeños microbotellones», indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook