24 de enero de 2016
24.01.2016
Religión

La piedra en la que se apoya la expansión de los mormones

La iglesia inicia las obras de su nueva capilla con la intención de levantar otras tres en Valencia

24.01.2016 | 04:15
La piedra en la que se apoya la expansión de los mormones

«Queremos ser importantes para la sociedad y que la sociedad sea importante para nosotros». Ese es el espíritu que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida como la de los Mormones, quiere que impere en la gran capilla que esta misma semana empezará a construir en Valencia, en un solar ubicado en la calle Ricardo Muñoz Suay, en el distrito de Quatre Carreres y próximo a la Ciutat de les Arts i de les Ciències. Son palabras de Elder Obando, Setenta de Área de la iglesia (superior a nivel mundial), durante el acto de la colocación de la primera piedra del edificio, que tuvo lugar ayer con la presencia de un centenar de personas.

El ritual consistió en introducir en una urna periódicos del día, varios objetos y notas que los miembros de la iglesia depositaban en su interior. A la vista quedará una losa de mármol que señala el espacio donde se enterró el baúl y que será descubierto dento de cincuenta años, según apuntaron miembros de la iglesia.

El presidente de los mormones en la capital (Estaca de Valencia), José Vilar Roca, aseguró que el de ayer fue «un acto histórico» porque su sueño, reveló, es el de «abrir una capilla en cada uno de los cuatro puntos cardinales de la ciudad». En esa primera piedra, por tanto, se sienta el deseo de expansión de la iglesia.

En conversación con Levante-EMV, Vilar reveló que el objetivo es real. «Tardaremos cinco, diez, veinte años pero eso es lo que nos hemos propuesto». Cree que en las próximas dos décadas llegarán a los 15.000 miembros en Valencia.

Con este gesto se pone punto y seguido a trece años en los que la comunidad ha estado trabajando para que el gran centro fuera una realidad. «En 2003 „aseguró„ solicitamos los fondos a la iglesia para la construcción y los años siguientes los empleamos en buscar el terreno y la ubicación adecuada. En 2013 por fin lo encontramos y los dos últimos han sido de elaboración del proyecto», un trabajo que ha corrido a cargo del despacho de arquitectura Tejedor Asociados.

La culminación de este espacio, de 5.200 m2, llegará, si se cumplen los plazos previstos, a finales de 2017. Las máquinas empezarán a trabajar la semana que viene. Villar insistió en la idea de que «una vez abierta, pretendemos que esta capilla se convierta en un referente cultural. No es un espacio solo para miembros de la iglesia, se podrán hacer todo tipo de actividades, siempre que sean respetuosas, y estará a disosición de todo el público que quiera usarla». Los trabajos los llevará a cabo Constructora Nideker SL.

El centro tendrá capacidad para unas 600 personas. La iglesia de los mormones cuenta con 2.000 miembros en la ciudad y 4.500 en toda la Comunitat Valenciana.

No es el primer centro espiritual con el que cuenta esta comunidad religiosa, implantada en Valencia en el año 1971, aunque sí la más visible. «La actual, ubicada en la calle Polo y Peyrolón, está un poco escondida pero esta es la primera que va a ser vista por todos los habitantes de la ciudad», señalaba Vilar. En principio, la idea es mantener abiertas las dos», aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook