31 de enero de 2016
31.01.2016

Aumsa pone a la venta seis viviendas en dos edificios del centro histórico

El presupuesto para 2016 contempla una inversión de un millón de euros para impulsar la rehabilitación en Ciutat Vella

30.01.2016 | 23:50

El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda del Ayuntamiento de Valencia y presidente del consejo de Administración de la empresa pública de vivienda Aumsa, Vicent Sarrià, anunció ayer que en la página web de la empresa aparece la licitación por subasta de seis viviendas y dos bajos comerciales, en las calles Recared, 26, y Lope de Vega, 11, según informó ayer el consistorio. El edificio del Carrer de Recared, 26, de nueva construcción, sale en un único lote con tres viviendas „dos de ellas dúplex„ y un bajo comercial, mientras que el edificio rehabilitado de la plaza de Lope de Vega se licita en cuatro lotes separados „planta baja y las tres viviendas„. El plazo para la presentación de las ofertas finaliza el próximo día 29 de febrero.

Sarrià apuntó además que «el presupuesto para 2016 contempla una inversión de un millón de euros para seguir impulsando la rehabilitación en Ciutat Vella, así como para acometer por gestión directa el planeamiento de unidades de ejecución en el centro histórico como UE-12 del Pepri del Carmen en el entorno de la plaza de Tavernes de la Valldigna». Asimismo, manifestó que Aumsa «ha incrementado su presupuesto para cumplir con su principal objetivo social que es la rehabilitación de viviendas principalmente en Ciutat Vella».

En este sentido, «están muy avanzados tres programas de actuación aislada en la calle Corretgeria, esquina con Tapineria; calle Fos, 7 y 8, y Ripalda, 17 y 19». Asimismo indicó que «se va a construir un nuevo edificio con tres viviendas y local comercial en la calle de la Tapineria, 20». El concejal señaló también «que en los 24 años de gobierno municipal del PP, no han conseguido ni tan siquiera igualar la población que había en Ciutat Vella en 1991, y un objetivo irrenunciable es incrementar el número de habitantes y la actividad económica, el empleo y el pequeño comercio».

«Hemos recibido un centro histórico en un estado lamentable», apostilló Sarrià, que incidió en que «no se ha recuperado la población que había en los seis barrios del centro histórico en 1991, hay más de 300 edificios en estado ruinoso, muchos de ellos completamente abandonados y con mallas protectoras para evitar desprendimientos a la calle. Apenas se ha recuperado espacio público de calles y plazas, que siguen destinadas a la circulación», criticó.

Sarrià apuntó que el centro histórico «ha dejado de ser un referente para el turismo, a pesar de tener uno de los más reconocidos patrimonios históricos». Los espacios más emblemáticos de la ciudad soportan el paso diario de miles de vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook