02 de febrero de 2016
02.02.2016
Política

València en Comú se reivindica como «la diferencia» en el tripartito

La plataforma ciudadana no se plantea, de momento, convertirse en partido político

02.02.2016 | 04:15
València en Comú se reivindica como «la diferencia» en el tripartito

En las últimas semanas los socios minoritarios del tripartito municipal han dado pasos para reivindicar su papel (y sus siglas). Si hace unos días fue el PSPV-PSOE el que hacía balance de su gestión, ayer fue el turno de València en Comú, que se proclamó como «la diferencia» del pacto de gobierno. La plataforma ciudadana sacó ayer a relucir su espíritu asambleario, con la rendición de cuentas que realizó por la tarde a la ciudadanía, en un acto en el Jardí Botànic. Sienten que su manera de hacer política ha dejado huella en los presupuestos
„en los que pelearon mayores inversiones sociales„ y en las áreas que gestionan, donde han logrado más recursos para participación, regeneración democrática o derechos sociales.

A pesar de las diferencias con Compromís y, sobre todo, PSPV a la hora de elaborar los presupuestos o abordar cuestiones como el cierre del centro de internamiento para extranjeros de Zapadores, València en Comú asegura que la convivencia en el tripartido «es muy satisfactoria», tanto a la hora de desarrollar políticas como a nivel personal. Nuestros diferentes planteamientos necesitan diálogo y así los acordamos, con diálogo y diálogo. Creo que somos un ejemplo de modelo de gobierno de tres fuerzas políticas que dialogan», explicó el portavoz Jordi Peris. Es decir, la diferencia es a juicio de la plataforma ciudadana, lo que engrandece el tripartito.

La formación, representada por sus tres concejales electos, Jordi Peris, María Oliver y Berto Jaramillo, reivindicó su «importante» aportación para «construir un nuevo modelo de ciudad sostenible, igualitaria, amable, inteligente y moderna», basado en la «participación y el diálogo» y hacer de éstos «elementos transversales» de «una nueva forma de gobernar».

València en Comú se siente muy cómodo como «plataforma de ciudadanos» y de momento no aspira a convertirse en partido político, como sus colegas de Barcelona en Comú. «Nuestro planteamiento es reforzar nuestra actividad en los barrios. La iniciativa de Ada Colau es muy interesante y la seguimos de manera directa y atenta porque tiene proyección, pero las dos plataformas están en contextos diferentes. De momento no lo contemplamos, pero seguimos de cerca el proceso de Barcelona», señaló el portavoz de la formación valenciana, Jordi Peris.
Esos «contextos diferentes» entre València y Barcelona se refieren a la conexión con Podemos, un poco más señalada en la plataforma del cap i casal que en la del Principat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook