05 de febrero de 2016
05.02.2016

Contestación a las exigencias de AE-Agró en la Devesa de El Saler

05.02.2016 | 04:15

El pasado viernes, se reunió la Asociación de Vecinos de la Devesa de El Saler, para tratar como primer punto del orden del día la propuesta que planteaba AE-Agró en una marcha reivindicativa celebrada el pasado día 13 de enero, en colaboración con la Asociación Juvenil de Amics de la Casa de la Demanà, en la que se pedía entre otras cosas la demolición del hotel Sidi y de la Venta de los Toros. En esta línea, AE-Agró también reclamaba la recuperación del suelo público «usurpado» por las edificaciones y torres de apartamentos en El Saler, (piscinas, campos de futbol y jardines).

Ante la indignación de los vecinos por este tipo de información, y desde el respeto que nos merece la labor que desempeña AE-Agró, les queremos recordar que las edificaciones y torres de apartamentos a los que hacen alusión se construyeron antes de que La Devesa fuera declarada Parque Natural y que se edificaron de acuerdo con la legalidad vigente. Utilizando términos como «usurpación», están generando una corriente de opinión en contra de los ciudadanos que compraron y pagaron sus viviendas legalmente y que, por cierto pagan uno de los IBI's más caros de Valencia, sin que estos ingresos reviertan en absoluto en necesidades muy básicas a las que tiene derecho cualquier ciudadano.

Por lo tanto, ante su propuesta de demolición, nosotros proponemos otras alternativas:

Hotel Sidi. Nos manifestamos en contra de la requerida demolición, dado que la comparación con el denominado Algarrobíco es totalmente irreal y falta de fundamento, ya que el Sidi se construyó hace más de 30 años con todos los permisos en regla y ajustado a la legalidad vigente, cosa que no ha sucedido con el Algarrobico. Es por todo ello que nuestra Asociación entiende que debería de obviarse su ubicación dentro del dominio Marítimo-Terrestre, dedicándolo como Centro para nuestros mayores ( que además no hay ninguno en los poblados del sud), o para otras actividades similares a las que desempeña el Casal d'Esplai, dándole así una utilidad práctica- social y creando además unos puestos de trabajo de los que tan necesitada está nuestra Comunidad.

Venta de los toros. Igualmente nos pronunciamos en contra de su demolición, y apostamos, coincidiendo con la Diputación de Valencia, que ya se ha manifestado en este sentido, por darle alguna utilidad de uso social, como por ejemplo, un centro para prácticas de profesiones o para impartir talleres sobre oficios, relacionados siempre con el medioambiente y coincidiendo como en el caso anterior con la ventaja que supondría la creación de puestos de trabajo. Pensamos que las demoliciones suponen un gasto y un impacto medioambiental que no siempre compensan, y nuestra postura está por integrar y sacar un máximo rendimiento para el bienestar de la ciudadanía, siempre de una manera sostenible y contando con el máximo respeto para su entorno y el medioambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook