12 de febrero de 2016
12.02.2016
Novedades en el acuario de Valencia

Más naturaleza para el 'nuevo' Oceanogràfic

El lago artificial, eminentemente decorativo, se ha convertido en un lago vivo con flora y fauna autóctonas - El aviario se ha dotado de un árbol gigante y una cascada

12.02.2016 | 20:08
Más naturaleza para el 'nuevo' Oceanogràfic

La conversión del lago artificial, eminentemente decorativo, en un lago vivo, pleno de fauna y de flora autóctona, es una de las novedades con las que mañana reabrirá sus puertas l'Oceanogràfic de Valencia. Se trata de un espacio que une las distintas secciones del recinto y que aporta una nueva dimensión natural a la estrella de la Ciudad de las Ciencias.

L'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia reabrirá mañana sus puertas con una imagen distinta, con atracciones distintas y, sobre todo, con un mayor componente natural, protagonista del cual es el lago de estas instalaciones, que ha pasado de ser un estanque decorativo o a un lago vivo con fauna y vegetación de la comunidad. Los patos lo llenan ahora todo.

Ya cuando la empresa Avanqua, nueva gestora de l'Oceanogràfic, planeó la renovación y ampliación de las instalaciones, anunció las que han de ser sus directrices de trabajo. Una de ellas es la potenciación del área de investigación, que tendrá prioridad incluso sobre el área expositiva. Y otra fue la dotación de vida a estas instalaciones, vida en los acuarios pero fundamentalmente al aire libre.

Una de sus atracciones más importantes será un cocodrilario de 400 metros cuadrados de superficie y un mariposario de 150 metros. También un renovado aviario con con gran árbol y una cascada. Y enmarcando todos estos nuevos espacios se ha creado un gran lago. Bueno, en realidad no se ha creado un lago, sino que se ha sustituido el estanque que siempre ha existido, artificial y esencialmente decorativo, por un lago natural lleno de vida, tanto de fauna como de flora autóctona.

Dos de las especies de patos que habitan ya en el lago son el porrón moñudo (Aythya fuligula) y el pato colorao (Netta rufina). Estas especies se adaptan bien a la vida en el cuidado humano y se reproducen con éxito en estas circunstancias.

Con los recientes cambios en el acuario , muchas de las aves han sido reubicadas temporalmente y se han completado algunas tareas de mantenimiento en su hábitat y en las instalaciones circundantes.

No obstante, los patos se han adaptado rápidamente a su nuevo hogar temporal y el cambio de ubicación ha presentado una oportunidad adicional para examinar a todos los animales .

Estos exámenes, según indican los especialistas del acuario, son vitales para asegurar que las aves están en buen estado de salud y todas ellas están usando sus anillas . En el caso de los patos, esta anilla es una banda en la pata que ayuda a identificar cada uno de los individuos y a llevar registros.

Los registros ayudan, así mismo, a asegurar que cada una de las aves reciba la mejor atención posible y , en el caso improbable de una fuga, que se puedan devolverse a su lugar.

Nueva vida

Después de un mes de cambios y de anillamiento, la vuelta a su renovado espacio ha sido un éxito y ahora son ya una legión viva en el lago. Son, de hecho, la primera gran atracción del recinto, pues sirve de nexo de unión entre unas secciones y otras.

Es también una de las novedades que se pueden contemplar ya a partir de mañana, fecha de la reapertura, pues las obras se prolongarán todavía hasta el próximo 3 de marzo, cuando está prevista la inauguración oficial ya con todos los elementos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook