14 de febrero de 2016
14.02.2016

El tripartito de Valencia reduce un 64 % el uso del coche oficial

El actual gobierno local lo ha utilizado un total de 357 veces entre junio y diciembre, mientras que el PP lo hizo 950 veces en el mismo periodo del año anterior

14.02.2016 | 11:51

El actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia, integrado por Compromís, PSPV y València en Comú, ha utilizado el coche oficial 302 veces durante los algo más de siete meses que ha gobernado durante 2015, lo que supone una reducción del 64 % respecto al uso que le daba el gobierno del PP.

En concreto, entre el 17 de junio y el 30 de diciembre de 2015, el parque móvil oficial del consistorio ha sido utilizado un total de 357 veces, de las que 302 lo hicieron integrantes del equipo de gobierno y 55 los miembros de la oposición, que conforman los grupos del PP y de Ciudadanos.

En el mismo periodo del año anterior, el gobierno municipal popular que encabezaba Rita Barberá usó los coches oficiales 950 veces, mientras que la oposición utilizó los vehículos en 45 ocasiones, han indicado fuentes municipales.

Ello supone que el nuevo ejecutivo local que preside Joan Ribó usa los coches "una tercera parte de lo que lo usaba el equipo del PP y once puntos porcentuales menos", al pasar de usar los coches oficiales el 95,5 % (el PP) al 84 % del actual equipo de gobierno.

La oposición, antes con los equipos ahora en el gobierno y ahora con el PP, ha aumentado de 45 a 55 usos el coche oficial, lo que supone que "mientras el equipo de gobierno rebaja un 64 %, la oposición sube más de un 25 %", han incidido las fuentes.

Como ejemplo de la transparencia que quiere imprimir a su gestión en nuevo equipo de gobierno, la web municipal de Valencia hace público el uso de estos vehículos por parte del alcalde y revela la fecha en que se hizo, el destino, el motivo y quién era su acompañante.

En total desde el 17 de junio, Joan Ribó ha utilizado el coche oficial para 54 actos, que incluyen desde clausuras o inauguraciones de actos, visitas a obras y edificios, principalmente en la ciudad de Valencia, aunque también ha visitado Castellón y Alicante.

El parque móvil municipal de Valencia tiene cinco coches Ford Mondeo que son los que utiliza el alcalde y el equipo de gobierno para actos oficiales regidos por unos criterios de "sentido común" y "responsabilidad".

Ribó utiliza estos vehículos, a diferencia de su predecesora, que usaba dos modelos Audi A8, uno de los cuales ha sido puesto a la venta y en otro está en trámites para ser subastado.

Además, Valencia dispone de un parque de vehículos más pequeños que utilizan los diferentes departamentos para realizar servicios en los que se requiera un coche.

Aunque para los actos oficiales se utilizan los coches, el alcalde y otros miembros de su equipo de gobierno suelen acudir al Ayuntamiento en bicicleta o en autobús si las inclemencias meteorológicas así lo provocan.

El autobús es el transporte habitual de la concejala de Jardines, Pilar Soriano, mientras que suelen acudir a su trabajo en bicicleta otros integrantes del equipo de gobierno como el de concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi; la de Igualdad, Isabel Lozano; de Juventud y Educación, María Oliver; y de Innovación, Jordi Peris.

Además, el concejal de Persona e Inspección General de Servicios, Sergi Campillo, acude diariamente al consistorio andando.

La web municipal también publica los gastos del alcalde en el cumplimiento de su cargo, en el que se incluyen desde billetes de AVE a Madrid (entre 54 y 120 euros), taxis en Valencia (19 euros), Barcelona (10,70), Madrid (8 euros) y La Coruña (5,45), un billete de avión (188,52), alojamiento (130) y almuerzos (28,15).

De la misma forma, se han publicado los regalos recibidos por Ribó, entre lo que lo más habitual son libros y publicaciones, pero también destacan botellas de vino, cerveza, chapas y pulseras, pisapapeles, un casco de ciclista, libretas, camisetas, deuvedés, libretas, mantelería y cubertería, así como alimentos (miel, chufa, aceite, bombones, dátiles) y entradas para la pista de hielo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook