20 de febrero de 2016
20.02.2016
Ciudad

El PP ve «frustrante» el plan de participación ciudadana

El rechazo de numerosas propuestas vecinales para los barrios provoca malestar La mayoría de los proyectos ya seleccionados no se van a realizar

20.02.2016 | 04:15

El próximo lunes arranca la votación ciudadana para elegir las inversiones que se realizarán en los barrios de la ciudad, tras el proceso participativo que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Valencia. Los vecinos tendrán hasta el 4 de marzo para elegir las propuestas que han pasado el corte de los técnicos municipales.

En total son 7 millones de euros que se reparten según las rentas de cada distrito. Sin embargo, la consulta ciudadana se ha convertido en una experiencia «frustrante» para muchos vecinos, ya que desde las Juntas Municipales de Distrito «no se han visto cumplidas las expectativas de muchos valencianos», lamentó ayer la concejala del Grupo Popular, Lourdes Bernal.

La edil explicó que tras varios meses de trabajo por parte de muchos vecinos y entidades vecinales de la ciudad y tras las grandes expectativas generadas por parte del equipo de gobierno municipal, «ahora se nos dice que la mayor parte de los proyectos, ya seleccionados, no se van a realizar.

El resultado es tan absurdo que alguno de los distritos, como es el caso de l´Eixample se ha quedado sin ningún proyecto realizable y, por tanto, sin derecho a participar en la votación», asegura.

La concejala informó del gran descontento generado y anunció que el Grupo Popular «presentará una moción en todas las Juntas Municipales con el objetivo de enmendar en la medida de lo posible esta situación». Bernal calificó de «bochornoso» todo este proceso y añadó que les parece «muy poco serio cómo se está desarrollando el procedimiento y que el tripartito no haya sabido anticiparse a las malas consecuencias que han derivado del mismo».

«Pérdida de tiempo»

Por último, la edil de Partido Popular considera que los motivos alegados para rechazar los proyectos «deberían haberse estudiado con anterioridad» y evitar así que se haya convertido en una «especie de experimento» que ha supuesto una auténtica «pérdida de tiempo, además de generar desilusión y quebrar la confianza de los vecinos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook