22 de febrero de 2016
22.02.2016

El conflicto del fútbol se encona en Torrefiel

Los clubes deportivos esgrimen 3.000 firmas de apoyo pero la asociación de vecinos de Torrecalap se opone

22.02.2016 | 04:15
El conflicto del fútbol se encona en Torrefiel

Campo de fútbol 8 o de fútbol 11. Los vecinos del barrio de Torrefiel, así como los del adyacente distrito de Benicalap, viven estos días divididos entre quienes quieren ampliar el campo de fútbol 8, donde entrenan más de 300 niños que aseguran que no tienen espacio suficiente, y quienes quieren mantener la zona ajardinada que lo rodea.

El barrio de Torrefiel está dividido por el fútbol. Pero no entre Valencia CF y Levante UD, sino entre fútbol y parque infantil. Al menos esa es la disyuntiva que plantean una parte de los vecinos de la zona, que critican la petición registrada en el proceso de presupuestos participativos para ampliar el campo de fútbol 8 del barrio a costa, aseguran, de un parque infantil. Los clubes deportivos que entrenan en él, por su parte, han recogido más de 3.000 firmas para defender el proyecto y cuentan con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Torrefiel.

Los campos de fútbol se inauguraron en 2010 con cargo al plan especial de inversiones del Gobierno central, el Plan E, conocido como Plan Zapatero. Ya entonces hubo protestas y manifestaciones en contra, pues suponía renunciar a una cancha de baloncesto en la zona. Pero finalmente se construyó el campo, donde entrenan más de 300 jugadores agrupados en 13 equipos mixtos de fútbol 8, seis equipos de fútbol 11 masculinos y un equipo de fútbol 11 femenino.

Sin embargo, el campo no es suficiente para esos deportistas, que piden ahora la ampliación de la instalación, lo que obligaría a modificar una pequeña parte del jardín formada por setos y arbolado y a reubicar unos columpios, que se desplazarían a una zona delante de una de las alquerías rehabilitadas. Para pedir la ampliación del campo, los jugadores salieron el pasado viernes por la noche a al calle, con pancartas que reivindicaban la instalación y recordaban que tanto PP como PSPV llevaban la ampliación en sus programas electorales.

Pero parte de los vecinos, agrupados en su mayoría en torno a la Asociación de Vecinos Camino de Moncada y Adyacentes «Torrecalap» ya han explicado en varias ocasiones, desde que Levante-EMV desvelara el conflicto a principios de este mes, que la zona que se eliminaría es muy utilizada por familias enteras. Aseguran que la ampliación «cuenta con informes negativos por parte de diferentes delegaciones municipales y está situada en un distrito diferente al de la votación», lo cual invalida el proceso, según estiman.

Muchos vecinos han empezado a colgar pancartas en sus balcones con el lema «Jardín sí. Fútbol 11 no». La entidad ha recordado la «carencia histórica» de zonas verdes para disfrute de los vecinos, «lo que se subsanó en parte con la construcción de los jardines del Camí de Montcada». De ahí que están dispuestos a «interponer acciones legales contra los responsables de la concejalía del Ayuntamiento de Valencia» en el caso de que amplíen el campo, lo que supondría, estiman, que se destruya parte de la zona verde y un parque infantil.

El proyecto de ampliación de esta instalación deportiva sí ha pasado los diversos filtros del consistorio y se someterá a votación por internet desde hoy y hasta el 4 marzo. Si logra el suficiente respaldo, el consistorio dedicará una parte del presupuesto asignado a Rascanya (515.223 euros) para realizar la reforma. En todo caso, el Ayuntamiento de Valencia ya dejó claro que en el caso de que no logre el respaldo mayoritario, el proyecto podría formar parte de alguna inversión futura del consistorio, lo que deja entrever su intención de llevarlo a cabo de manera efectiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook