24 de febrero de 2016
24.02.2016
Cementerio

Un descanso "digno" en una pradera de césped y tumbas blancas en el Cabanyal

El consistorio remodelará la zona de fosas deteriorada por los hundimientos del terreno y las lluvias

24.02.2016 | 02:13
Figuración virtual realizada por los servicios técnicos del consistorio.

«Dignificar un espacio en el que vecinos y vecinas del barrio tienen enterrados a sus familiares». Con ese objetivo el Ayuntamiento de Valencia acometerá la remodelación de la zona de fosas del cementerio del Cabanyal, retirando las tumbas actuales y reponiéndolas por lápidas de mármol blanco. El modelo será uniforme „ con unas dimensiones de 40 centímetros de ancho y largo y tres centímetros y medio de alto„, tal como se aclaraba ayer desde el área de cementerios. La actuación afectará a dos parcelas de unos 775 metros cuadrados, donde se encuentran enterradas alrededor de 600 personas y hay colocadas medio centenar de sepulturas. La intervención empezará en unas semanas y se ejecutará en el plazo de tres meses, con un presupuesto de 60.000 euros.

Los vecinos y las vecinas del distrito del Marítimo han acogido bien la apuesta consistorial, aseguraba ayer la concejala Pilar Soriano. Una medida que implica reparar los desperfectos que los hundimientos del terreno y las lluvias han causado en la sección segunda. «Nos satisface la excelente respuesta ciudadana que ha recibido esta actuación propuesta por el equipo de gobierno», argumentaba Soriano, que explicó la medida en la junta de distrito del pasado lunes y que ayer aprovechaba „a través de un comunicado„ para señalar al «paso del tiempo y la inacción del anterior gobierno del Partido Popular», como responsables de que la zona «haya empeorado de forma preocupante».

Una mejor estética
La actuación contempla reparar el desnivel actual, ocasionado por los hundimientos del subsuelo y por el arrastre producido por las precipitaciones. Se retirarán las lápidas actuales, que en muchos casos se han roto por los hundimientos, y se volverá a nivelar el terreno; se extenderá una capa de tierra vegetal fertilizada y se instalará una red de riego por aspersión, con programadores que regularán el agua; se plantará una pradera de césped para facilitar la retención de las tierras y evitar los arrastres por las lluvias, además de mejorar la estética de la zona. «Con la actuación de acondicionamiento de la zona de las fosas también mejoramos su perímetro», destacaba Soriano, en referencia al pavimento que se encuentra en mal estado y a las cunetas que rodean la zona de fosas. También se prevé reponer los indicadores de fila y columna con losas de hormigón con información identificativa, con el número o letra que corresponda, que no cambiará respecto al actual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook