01 de marzo de 2016
01.03.2016
Proyecto

El gran jardín que dignificará el barrio de Malilla y la nueva Fe será realidad en un año

La urbanización del PAI, aprobado en 2005, incluye 2.300 viviendas además de espacios dotacionales educativos y deportivos

01.03.2016 | 04:15
El gran jardín que dignificará el barrio de Malilla y la nueva Fe será realidad en un año

La urbanización del PAI de Malilla norte, una gran bolsa de suelo ubicada frente a la nueva Fe será un realidad en marzo de 2017, justo dentro de un año. Así lo anunció ayer el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, tras una visita a las obras, adjudicadas en 2005 a Ferrovial. Sarriá considera el desarrollo de este PAI, parado durante años por la crisis económica, una actuación prioritaria porque incluye dotaciones muy importantes para los vecinos, como un gran parque de 70.000 m2, que incluirá huertos urbanos, que permitirán mejorar la conexión de un barrio que aún no hace muchos años era huerta y dignificar el entorno.

El PAI de Malilla es uno de los 30 pendientes de ejecutar en la ciudad y forma parte de uno de los 19 sectores urbanizables proyectados por el PGOU de 1988. El PAI incluye la construcción de 2.313 nuevas viviendas, de las que 600 serán de VPP, y tiene un presupuesto de 13,3 millones de euros. Las obras están ejecutadas en un 35 % y además del parque, está prevista la construcción de un campo de fútbol y un espacio para huertos vecinales. Va a ser un barrio «con gran calidad de vida, en el que se va a priorizar la seguridad peatonal y los desplazamientos de los viandantes, y disponer de una reserva verde y de equipamientos realmente significativa». Entre las reservas de equipamientos que se incluyeron en la anterior legislatura en este sector, figura la de del grupo Nisa, entre el bulevar Sur y la calle Juan Ramón Jiménez, que se espera solicitará licencia este año junto con otros promotores de viviendas.

El sector tiene una superficie de 265.000 m2, de los que 112.000 (casi la mitad) son espacios públicos y entre ellos, se dispondrá de 59.000 m2 para parcelas dotacionales educativas, deportivas y de servicios públicos.

El parque, donde se mantendrán tres alquerías protegidas, que serán rehabilitadas, tendrá variedad arbórea (jacarandás, plátanos, Gingko biloba, ciruelos y naranjos) y se habilitará un campo de fútbol K-11 y un amplio espacio vallado para huertos urbanos. La nueva urbanización del barrio permitirá obtener 13.000 m2 más de jardines, y 40.000 m2 de itinerarios peatonales.

Sarrià ha destacado que el próximo año se iniciarán las obras de un centro sociocultural en una parcela dotacional de 6.000 m2 junto al parque, donde se ubicará un centro de mayores; una biblioteca municipal, una sede de la Universidad Popular; un centro de jóvenes y una sala multiuso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas