22 de marzo de 2016
22.03.2016
Urbanismo

Las plazas de aparcamiento en subsuelo público podrán adquirirse en propiedad

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, confía en eliminar así las reticencias de los vecinos a pagar por un estacionamiento en régimen de concesión y responde también a las demandas de algunas empresas

22.03.2016 | 00:58
Las plazas de aparcamiento en subsuelo público podrán adquirirse en propiedad

Las plazas de aparcamiento públicas y privadas ubicadas en subsuelo público, que se cuentan por cientos en la ciudad y entre las que se incluirán las del futuro aparcamiento del campo de Mestalla, podrán adquirirse en propiedad y de por vida, no en régimen de concesión como ocurría hasta ahora. La comisión de Desarrollo Urbano que se celebrará mañana aprobará la exposición al público de la modificación de las normas urbanísticas del PGOU que permitirán este cambio por el cual se sustituye la figura de la concesión administrativa por la de venta. El subsuelo de la vía pública, donde se ubican numerosos aparcamientos „o parte de ellos„ está considerado un bien de naturaleza patrimonial sujeto por tanto a concesión. Un factor que ha sido disuasorio a la hora de dar salida a las plazas de aparcamiento que se construyen en la ciudad.

El cambio en la normativa ha sido iniciativa municipal, aunque varias empresas lo habían solicitado. Con esta iniciativa, destacó Sarrià, se eliminará uno de los obstáculos argumentados por los vecinos para rechazar la adquisición de plazas de garaje para residentes, ya que en muchos de los casos se prefiere optar por la propiedad frente a la concesión administrativa.

El Ayuntamiento ya aprobó hace años una modificación puntual del planeamiento para que el aparcamiento bajo subsuelo público de las calles Viriato y Murillo, construido por la Generalitat, tuviera esta consideración de bien patrimonial, y en un futuro pudieran venderse las plazas a los vecinos.Posteriormente, también se tramitó un expediente con la modificación de 49 enclaves de aparcamientos vinculados a edificios de viviendas o espacios terciarios como el aparcamiento de los centros comerciales Arena o Aqua. En esta modificación tan solo se incluyó el aparcamiento para residentes de la plaza del Árbol, construido por la Generalitat, ya que el resto eran de carácter privado, que desde entonces pueden optar a la opción de compra o continuar pagando el canon de la concesión administrativa.

El gobierno municipal, destacó Sarrià, ha retomado el tema, pero introduciendo un conjunto de iniciativas para mejorar este nuevo sistema. Con esta modificación se permite la construcción de plazas de garaje vinculadas a la edificación residual o terciario en el subsuelo de las parcelas de titularidad pública calificadas por el planeamiento como dotacional público, viario, zona verde o equipamiento. Las de vieja construcción podrían seguir el mismo camino siempre que exista acuerdo entre los interesados en adquirirlas y las concesionarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook