23 de marzo de 2016
23.03.2016
Poblats Maritims

Urbanismo descarta la figura del socio financiero para el PAI del Grao

Sarrià lamenta la herencia «envenenada» que dejó el PP con el circuito, que generará unas cargas urbanísticas de 40 millones para el futuro urbanizador - El ayuntamiento volverá a licitarlo este año

23.03.2016 | 04:15
Urbanismo descarta la figura del socio financiero para el PAI del Grao

La visita de ayer a las obras de consolidación de la Harinera permitieron contemplar desde las plantas elevadas la ruina del circuito de Fórmula 1, donde proliferan matorrales y montones de residuos. Preguntado por los planes del tripartito para el futuro barrio del Grao, que deberá integrar en sus viales el millonario circuito de carreras, el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià aseguró que están en negociaciones con las empresas para «revertir» el concurso negociado convocado por el anterior gobierno municipal para buscar un socio financiero que permitiera desarrollar el plan urbanístico.

Sarrià destacó que el PAI del Grao es «una de las herencias más envenenadas del anterior gobierno municipal y del anterior gobierno de la Generalitat». «El circuito fue ejecutado por la Generalitat como una obra de urbanización adelantada de lo que tenía que ser la prolongación de la avenida de Francia. En el convenio que en su día firmaron el Ayuntamiento de Valencia con la Generalitat «no se alude ni una sola vez a ningún circuito de Fórmula 1, pero sin embargo sí que obliga al ayuntamiento a repercutir como cargas de urbanización alrededor de 40 millones de euros» a los propietarios del suelo.

Para el concejal de Desarrollo Urbano, «es obvio que el programa fue mal planteado desde el principio. Curiosamente un gobierno que no hacía por gestión directa ningún tipo de actuación, la del circuito se la encargó a la empresa municipal Aumsa sin dotarla, por supuesto, de los fondos necesarios». Por eso, añadió Sarrià, «entendemos que era un encargo envenenado en el que se intentó encontrar una fórmula muy dudosa poco antes de acabar la legislatura, que era buscar una especie de socio prestamista que tenía que ejecutar la urbanización, con lo cual la gestión directa brillaba por su ausencia».

El objetivo, añadió el concejal, es «revertir esa situación y empezar una licitación nueva de todo el programa para que aquel que se quiera presentar se presente, aunque hay incógnitas que pesan mucho desde el punto de vista económico». «A lo largo de este año queremos dar una alternativa que ponga al menos en vias de solución uno de los fiascos más grandes de la anterior legislatura».

Además de los 40 millones del circuito de F1, el urbanizador tendrá que asumir otras cargas de urbanización como el delta verde y el soterramiento de las vías del tren. Como solución transitoria al túnel ferroviario no se descarta un túnel para conectar la avenida de Francia con el Grao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook