30 de marzo de 2016
30.03.2016
Obras

Arranca la peatonalización de Serranos, que incluye el carril bici del Pont de Fusta

Las obras afectarán a calle Salvador, que cambia el sentido de la marcha

30.03.2016 | 03:05

Con pequeños pasos, pero decisivos. Así avanza la progresiva peatonalización de Ciutat Vella. Tras la reordenación del tráfico en el entorno de la Lonja y la peatonazación de la Plaça del Mercat, llega el turno para la calle Serranos, que como avanzó Levante-EMV será peatonal en abril. El Ayuntamiento de Valencia aprovechará unas obras para reparar sus adoquines, para cerrarla definitivamente al tráfico, excepto para residentes y vehículos de carga y descarga.

Sin embargo, la peatonalización de la calle Serranos conllevará la reordenación de buena parte del tráfico en el barrio de La Seu, ya que tanto esta vía como la calle Salvador cambiarán su sentido de la marcha, evitando el tráfico oportunista. Como los vehículos ya no podrán acceder a Serranos desde el Pont de Fusta, el carril bici de este puente se consolidará, pasando a ser segregado. En el futuro servirá de conexión entre la calle Almassora y el futuro anillo ciclista.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, explicó que en abril comenzarán unas obras de reparación de la calzada en la calle Serranos, ya que muchas de las baldosas se encuentran en un estado deficiente debido al tráfico rodado. Una vez que el tráfico quede restringido a consecuencia de estas reparaciones ya no se volverá a abrir y quedará de paso exclusivo para residentes y, en un horario determinado, para el acceso a las zonas de carga y descarga. «En colaboración con las empresas transportistas y con los comerciantes de la zona estamos en proceso de acordar las condiciones sobre el acceso de los vehículos comerciales en este espacio», detalló Grezzi.

Así, la calle Serranos será de preferencia para peatones y para ciclistas, aunque estos últimos deberán respetar el tránsito de los peatones, que tendrán preferencia al tratarse de una zona peatonal. La calle Serranos cambiará el sentido de la dirección que tiene actualmente con el objetivo de evitar al máximo el paso del «tráfico oportunista». Asimismo se invierte el sentido de la calle Salvador para facilitar el acceso a esta zona desde la ronda. «En total hay 630 plazas de aparcamiento de garajes privados en el área donde se efectuará la actuación, razón por la que la calle Serranos será de salida para los vecinos y vecinas. No obstante, no se espera un tráfico significativo por este motivo», dijo Grezzi.
No se ha decidido aún cómo se vigilará el tráfico, bien con el uso de cámaras que registran las matrículas o a través de bolardos pivotantes

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook