30 de marzo de 2016
30.03.2016

Sarrià: "En verano entrarán las máquinas en el Cabanyal y será un no parar"

El ayuntamiento confía que en tres meses arranquen las obras que marcarán la profunda reurbanización del barrio - «La transformación ya está en marcha, aunque hay mucho trabajo que los ciudadanos no pueden ver aún», asegura el concejal

30.03.2016 | 10:37
La calle Barraca es una de las que espera su remodelación completa.

El próximo verano puede ser el del verdadero cambio para el Cabanyal y el Canyamelar. Será por fin cuando los vecinos podrán comenzar a sentir la transformación del barrio, ya que el Ayuntamiento de Valencia tiene previsto que en tres meses arranquen las obras de reurbanización del marítimo, aunque los primeros trabajos corresponderán a la renovación completa de la red de saneamiento, cifrada en 4,5 millones de euros. «Las máquinas entrarán en verano y a partir de ahí será un no parar», aseguró ayer el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, quien asegura que está «tan nervioso como los vecinos» para el inicio de los trabajos.

Lo cierto es que el nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia está teniendo verdaderos problemas en muchas de sus áreas para sacar adelante algunos proyectos, en algunos casos por falta acuciante falta de personal, y en otros porque los procesos administrativos que a veces parecen interminables. Sin embargo, tras muchos meses de trabajo en los despachos, parece que los vecinos del Cabanyal „los más esperanzados con el cambio de gobierno hace ahora 9 meses„ van a poder comprobar este verano si se produce la ansiada regeneración urbanística y social del barrio.

El empresario Emiliano García, que durante años ha trabajado para conseguir la transformación del Cabanyal, es optimista. «Tengo la confianza de que en tres meses esto va a dar un vuelco importante», asegura. Reconoce que hasta ahora, a parte de encontrar el barrio del Canyamelar con más limpieza, no se han producido «cambios contundentes», aunque asegura que hay uno sustancial: «La predisposición del Ayuntamiento es otra. Hay un cambio en las formas y en la comunicación con los vecinos, empresarios y los agentes sociales, con todos los que estamos involucrados en la transformación del Cabanyal».

Emiliano García reconoce que el barrio «está mucho peor de lo que muchos pensaban». «Hasta ahora nos metían de todo bajo la alfombra. Las han levantado y se han dado cuenta de que hay mucho trabajo por hacer, pero tengo la confianza en que se va a producir», explica el hostelero.
Pero lo que muchos vecinos se preguntan es si de las promesas se van a pasar pronto a los hechos. El concejal Vicent Sarrià considera que la transformación del barrio «ya está en marcha aunque hay mucho trabajo que los ciudadanos no ven aún».

Se refiere, por ejemplo, a los proyectos de reurbanización del barrio que se ejecutarán con los 22 millones de euros provenientes del Plan Confianza. Sarrià asegura que la transformación del Cabanyal-Canyamelar ya es imparable y que se inicia este verano con la renovación y obra nueva de los colectores arteriales del barrio por un importe de 4.689.570.23 euros, ahora en proceso de licitación.

Otros 11 millones del Plan Confianza, que en principio se asignaron para el Bulevar de San Pedro y la compra de casas para derribar, ahora se destinarán a la rehabilitación y renovación urbana en el Cabanyal. «El decreto que regulará el plan saldrá en breve y nos pondremos a licitar enseguida todos los proyectos en lo que ya hemos estado trabajando para no perder tiempo.

También se reactivarán tres proyectos del Plan Confianza que estaban paralizados para la urbanización de calles como Barraca, Doctor Lluch o La Reina. En cuanto la Generalitat dé el visto bueno, se sacarán a concurso con carácter urgente, con una cuantía que asciende a seis millones de euros que se destinarán a la renovación y ampliación de aceras.

En breve también se dará luz verde al convenio entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia para poder conceder ayudas para la rehabilitación de fachadas en casas del barrio. Se trata de rehabilitar 250 viviendas (83 edificios) y reconstruir otras 50 (16 edificios). Las ayudas, cifradas en casi 13 millones de euros, procederán del plan estatal de Vivienda 2013-2016 del Ministerio de Fomento. El Gobierno de España aportaría 4,3 millones (34,3 %); la Generalitat 1,2 (9,7 %); el Ayuntamiento de Valencia 2,5 (19,6 %), mientras que los particulares tendrán que financiar 4,6 (36,2 %).

Sin embargo, los 30 millones de euros a los que opta la estrategia integral para el Cabanyal diseñada por la Concejalía de Partipación de Jordi Peris, serán la línea de financiación más importante. Se financiarían en un 5o por ciento con los fondos europeos Feder y fondos propios del consistorio. En mayo deberían conocerse avances sobre este proceso, apuntan desde la regidoría.

La estrategia se ha diseñado de manera participativa y tiene diez líneas de trabajo. Una de las prioritarias será la de mejora de la movilidad y reducción de las emisiones de CO2 (8,2 millones de euros). A la línea de eficiencia energética y el uso de renovables en las viviendas se asignan algo más de dos millones de euros. La rehabilitación de viviendas se llevará 5,8 millones de euros. A las medidas de inclusión social se asignan 2,8 millones de euros.
Los proyectos de integración social de los colectivos en riesgo de exclusión social o la fuerte inversión en el mercado del Cabanyal se unirán al cambio prometido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook