06 de abril de 2016
06.04.2016
Poblats Marítims

Exigen la retirada de militares armados en los actos del Corpus

El Grup Cristià Pacifista pide a Ribó que actúe por considerar la presencia castrense «inadecuada»

06.04.2016 | 04:15
Exigen la retirada de militares armados en los actos del Corpus

El Grup Cristià Pacifista, formado por sacerdotes progresistas y activistas del antimilitarismo, ha reclamado al alcalde de la ciudad de Valencia, Joan Ribó, la retirada de militares y mandos armados durante la procesión del Corpus, que organiza la asociación Amigos del Corpus en colaboración con el ayuntamiento.

«Consideramos inadecuada la presencia de militares armados con ametralladoras por las calles de la ciudad el día del Corpus. Lo vemos provocador, ya que la figura histórica de Jesús es considerada por los historiadores como un inspirador de las relaciones humanas basadas en la no violencia», afirman desde el grupo cristiano, que ha mandado una carta con sus peticiones a Ribó, donde firman activistas y escritores como Honori Pasqual, Davi Montesinos, Sal·lus Gomar, Pau Cuenca o Rafa Abad.

«Lamentamos profundamente que los responsables religiosos de esta procesión no se den cuenta de la gran contradicción que significa la presencia de militares en este acto», aseguran.

No es la primera vez que este colectivo se pronuncia a favor de la «desmilitarización» de los actos festivos y religiosos de la ciudad. De hecho, ya en 2011 escribieron al arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, con el mismo propósito, aunque no recibieron ninguna respuesta.

Según el Grup Cristià Pacifista, su objetivo es conseguir que «Valencia sea líder en la promoción de la cultura de la paz, el laicismo y la sostenibilidad», ante una imagen de la ciudad «degradada por los casos de corrupción».

«Como ciudadanos, consideramos que la mejor seguridad para los pueblos no debe recaer en las fuerzas armadas, sino en la justicia social, la igualdad, la sostenibilidad y la promoción de los derechos humanos», explican desde el colectivo, y añaden: «Representa un desorden social el hecho que en una sociedad repleta de precariedad y en un contexto internacional marcado por las olas de refugiados políticos e inmigrantes económicos, que el Estado español haya presentado un gasto militar de 45,69 millones de euros en 2015», opinan.

El Corpus Christi es una de las fiestas más populares y antiguas de la ciudad, ya que se viene realizando desde el año 1355. Actualmente, mandos militares participan en actos religiosos como la Semana Santa Marinera o durante la festividad de Sant Vicent Ferrer. Algunos partidos políticos como Compromís o Podemos se manifiestan en contra de la presencia militar en estas procesiones religiosas, una representatividad que avala la Constitución con el objetivo de garantizar la libertad religiosa en todas sus manifestaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook