07 de abril de 2016
07.04.2016

El 2 % de las personas mayores sufre malos tratos y solo uno de cada diez lo denuncia

La Policía Local orientará a los centros de jubilados en la detección del problema

07.04.2016 | 02:39
El 2 % de las personas mayores sufre malos tratos y solo uno de cada diez lo denuncia

El 2% de las personas mayores de 65 años o más edad es víctima de malos tratos y apenas uno de cada diez lo denuncia. Son datos presentados ayer en el XXXII Curso de Prevención de Malos Tratos en Personas Mayores celebrado en Valencia, en el marco del cual también se anunció que la Policía Local dará conferencias en los centros de jubilados para que aprendan a detectar este problemas y sea más fácil sacarlo a la luz.

El curso celebrado ayer estaba organizado por la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) y de su inauguración se encargó el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que destacó el papel de los mayores durante la crisis y se hizo eco del problema que supones los malos tratos en todos sus ámbitos y dimensiones. Desde el ayuntamiento, desde luego, aseguró que se trabaja por un evejecimiento activo y se aboga por reformas legislativas para concienciar a la sociedad.

Y es que los malos tratos a las personas mayores son un problema grave que, sin embargo, no se ve o se ve muy poco. Según un estudio de la empresa Simple Lógica „colaboradora del curso„, el 2,1% de los mayores de 65 años sufre malos tratos, incluyendo aquí no sólo la agresión física, que la hay, sino la apropiación de sus bienes, la falta de aporte de alimentos o medicación y el ingreso en instituciones contra su voluntad.

Por contra, los datos de la Secretaría de Estado de Seguridad indican que sólo uno de cada diez casos salen a la luz pública o llegan a las administraciones.

Ámbitos de los malos tratos

El presidente de la UDP, Luis Martín Pindado, explicó que los mayores «sufren malos tratos» en el ámbito familiar, residencial y hospitalario, que van desde la negación de derechos fundamentales hasta la infantilización de los mayores a la hora de dirigirse a ellos.

Este curso, por tanto, quiere precisamente «dar un aldabonazo» a la sociedad sobre este problema, advirtiendo de que «si no hubiera sido por el colchón económico y de solidaridad de las personas mayores, en este país ya habría estallado una revolución social».

En este sentido, la concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez, informó de una iniciativa de la Policía Local de Valencia para orientar a los centros de mayores en la detección de problemas de malos tratos.

Y el primer teniente de alcalde y concejal de Personas Mayores, Joan Calabuig, anunció durante la clausura del curso que el Ayuntamiento de Valencia va a fomentar la formación y sensibilización de los profesionales municipales en el buen trato a las personas mayores, una medida que se llevará a cabo desde los centros personas mayores, en los centros de día y a través de los servicios de teleasistencia, en ayuda a domicilio y «Menjar a casa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook