08 de abril de 2016
08.04.2016
Vestigios de la dictadura

Retiran símbolos franquistas en dos colegios y un grupo de viviendas

El ayuntamiento pone en marcha una primera fase de eliminación de vestigios de la época preconstitucional

08.04.2016 | 04:15
Retiran símbolos franquistas en dos colegios y un grupo de viviendas

El Ayuntamiento de Valencia aprobará hoy la primera fase de retirada de símbolos franquistas en la ciudad, que incluye dos colegios públicos y un grupo de viviendas sociales. Insta, al mismo tiempo, a todas las concejalías a aplicar la Ley de la Memoria Histórica y se dirigirá al Arzobispado de Valencia y al Ministerio del Interior para que eliminen también todos los vestigios de la dictadura.

Esta primera fase de retirada de símbolos empezará por los escudos preconstitucionales de los colegios de educación infantil y primaria Padre Manjón y Teodoro Llorente, y por las placas conmemorativas del grupo de viviendas de la calle Antonio Rueda-Virgen de los Desamparados.

En el caso de los colegios será responsable de su retirada la Concejalía de Educación, mientras que en el caso de las viviendas la competencia es de la Concejalía de Movilidad.

En la propuesta que hoy visará la Junta de Gobierno Local se insta también al Arzobispado de Valencia a retirar el escudo del Centro Diocesano de Pastoral Juvenil y la inscripción de la fachada de la iglesia de La Punta.

Y al Ministerio del Interior se le pedirá que elimine los escudos de los cuarteles de la Guardia Civil de Benimaclet y Patraix. En todos los casos se advierte de la necesidad de ser cuidadosos con los edificios y monumentos en los que se encuentran.

Cumplimiento de la ley

La iniciativa municipal, que tendrá nuevas fases en los próximos meses, tiene su origen en la Ley de la Memoria Histórica, que trata de evitar «toda exaltación de la revuelta militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura, con el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho al hecho de que así sea, al hecho de que los símbolos públicos sean motivo de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio».

Entre sus objetivos está la supresión de decenas de nombres de calles relacionados con la anterior etapa política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook