19 de abril de 2016
19.04.2016

Las más de 2.500 plazas para actividades del Estiu Jove se adjudicarán por sorteo

El ayuntamiento acaba con el sistema de reserva según orden de inscripción e introduce los talleres solidarios en lugar de cursos de idiomas

19.04.2016 | 04:15
Las más de 2.500 plazas para actividades del Estiu Jove se adjudicarán por sorteo

El Ayuntamiento de Valencia ha decidido adjudicar las más de 2.500 plazas para las actividades del programa Estiu Jove a través de un sorteo, por lo que evitará que los jóvenes que quieran optar a alguno de los talleres tengan que ir a toda prisa a inscribirse. La concejala de Juventud, María Oliver, aseguró ayer que los interesados «no tendrán que correr más» para apuntarse, ya que del 2 al 6 de mayo estará abierto el periodo de inscripción y el 12 de mayo el azar elegirá a los benefactores.

Las actividades que ha preparado el Ayuntamiento de Valencia para los jóvenes este verano están dirigidas a personas de 3 a 35 años, y se prolongarán del 21 junio al 30 de agosto. En total son más de 2500 plazas las ofertadas, y el presupuesto total es de 130.000 euros.

Entre las novedades destaca la sustitución de los talleres para aprender idiomas en otros países por talleres para «fomentar la solidaridad», que se desarrollarán en Marruecos, concretamente en el desierto del Sáhara. En total para esta actividad hay 35 plazas.

Los dos campos de trabajo situados en Marruecos y dirigidos a jóvenes entre los 18 y los 35 años,m serán el de Al-Hoceima, del 30 de julio al 15 de agosto visitando aldeas y proyectos de cooperativas en la zona, y Del Rif al Sáhara, donde los participantes conocerán la cultura del Magreb y realizarán actividades de voluntariado recorriendo poblaciones como Chefchauen, Khamlia, Fez, Khamlia y Rissani.

Oliver, además, avanzó que el ayuntamiento quiere que los jóvenes «autogestionen» su propio espacio municipal, es decir, la sede de la Concejalía de Juventud ubicado en la calle Clara Campoamor. La concejala detalló que en verano se convocará un taller para que jóvenes «de 18 a 35 años trabajen arquitectónicamente y en el diseño, sobre todo la parte más artística, del edificio». Oliver recalcó que la idea es «caminar hacia la autogestión». «Nosotros los tutorizamos a los jóvenes, pero ellos tendrán que gestionar su espacio», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook