20 de abril de 2016
20.04.2016
Urbanismo

Los puentes históricos de Trinitat y Sant Josep serán peatonales

Giuseppe Grezzi explica los vecinos el cierre de la calle Serranos a partir del 3 de mayo y la futura instalación de cámaras

20.04.2016 | 13:27
Grezzi explica a los numerosísimos vecinos convocados las medidas de pacificación.

Las 6 claves

  • Peatonalización de Serranos y su entorno
    Se prohibe circular y aparcar a los no autorizados.
  • Acceso garantizado a vecinos y aparcamientos
    El sentido de circulación autorizada se invierte en las calles Salvador, Serranos y Batlia.
  • Acceso a comerciantes con vehículos autorizados
    Hasta el 30 de junio se podrá tramitar el permiso, como el resto de autorizados.
  • Carga y descarga ordenada
    Exclusivamente en horario de 7 y las 11 h.
  • Bicis sí, pero cumpliendo la ordenanza
    Podrán circular con un ancho de paso de 3 metros y manteniendo distancia mínima de 1 metro con el peatón
  • Aparcamiento para motos
    Solo autorizados podrán acceder. El resto deberá aparcar en las zonas habilitadas en el entorno de las torres.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, acudió ayer a dar explicaciones a los vecinos de Ciutat Vella ante la inminente peatonalización de la calle Serranos y la Plaça dels Furs, que entrará en vigor el próximo 3 de mayo. Los residentes, comerciantes, vehículos autorizados de reparto y quienes accedan a garajes tendrán hasta el 30 de junio para solicitar y obtener del permiso que les garantizará su derecho a transitar por la zona afectada. A partir de esa fecha, solo los autorizados podrán acceder al barrio por la calle Salvador, que cambia en parte su sentido para «proteger» la monumentalidad de Serranos.

La peatonalización del entorno de la calle Serranos ha generado división entre los vecinos. Los que viven en la calle Salvador se manifestaron en contra porque consideran que su vía tendrá que soportar un paso de 5.000 vehículos, y que su calle es tan o más monumental que Serranos, sostuvieron. «Para los vecinos de la calle Salvador no es una pacificación del tráfico, sino una intensificación», explicó un portavoz. Otra de las críticas que le hicieron a Giuseppe Grezzi es que fue a explicar los cambios a los ciudadanos después de tomar la decisión, y no antes, como hubiera deseado la mayoría para consensuar los cambios.

El concejal, sin embargo, defendió que el paso de vehículos por la calle Salvador «forma parte de una fase temporal» hasta que, una vez instaladas las cámaras de vigilancia, que ya se han presupuestado en 150.000 euros, solo accederán los autorizados, por lo que el flujo de vehículos caerá en picado. «Solo habrá tránsito para residentes y autorizados y al final nadie vendrá aquí con su coche si no es porque vive aquí», explicó el regidor de Compromís.

Otro de los argumentos es contra es que la medida no aporta ningún beneficio a los vecinos, mientras que sí muchos contratiempos a los que viven fundamentalmente en la calle Salvador. En este punto, el colaborador de la concejalía, Vicent Soler, se sinceró al explicar que la opción elegida «es la menos mala» y que se darán un tiempo para evaluar cómo funciona.

Más medidas
Durante una de sus intervenciones Giuseppe Grezzi anunció a los vecinos que el plan de pacificación del tráfico en el centro incluye la peatonalización de los puentes históricos de Trinitat y Sant Josep. Al igual que ocurrió con el de Serranos, el consistorio quiere poner en valor estos dos pasos protegidos patrimonialmente.

Sin embargo, no todo fueron reproches. Otro grupo de vecinos aplaudió las medidas que ha emprendido Grezzi y su equipo de movilidad. «Esto va a ser bueno para el barrio y como arquitecta „explicó una asistente„ me parece una buena opción. Lo único que pido al ayuntamiento es un punto de información directa para resolver las dudas de los vecinos afectados», explicó una mujer.

La actuación crea un bucle entre las calles Salvador, Almirall y Dels Mestres para paso libre de vehículos, mientras que los autorizados también podrán pasar por Batlia, Serranos o Corretgeria. A la calle Caballeros no se podrá acceder desde la plaza de Manises, pero sí por Calatrava. En definitiva, se trata de acabar con el tráfico oportunista y reservar el tránsito a residentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook