21 de abril de 2016
21.04.2016

Bolardos fuera y un punto de cierre en Caballeros

El próximo lunes 25 de abril se cierra Serranos por obras, aunque la reordenación será efectiva a partir del 3 de mayo

21.04.2016 | 11:51

La pacificación del tráfico en el entorno de las Torres de Serranos convertirá en calles peatonales la Plaça dels Furs, la calle Nàquera, Serranos, Batlia, parte de Caballeros, Cuines y Corretgeria. En todas estas vías solo se permitirá el tránsito de residentes, comerciantes y acceso a aparcamientos, mientras que la carga y descarga se limita de 7 a las 11 horas. Por lo tanto ningún vehículo que no esté autorizado podrá circular.

Serranos se cierra al tráfico el 25 de abril por obras para reparar su pavimento, muy deteriorado por el paso de hasta 5.000 vehículos diarios. Sin embargo, la reordenación de la zona se llevará a cabo el 3 de mayo. La peatonalización de las calles afectadas supondrá que se eliminarán todos los bolardos que están ahora delimitando las aceras. Como estará completamente prohibido aparcar en superficie, se suprimen estos elementos invasivos de la vía. En Serranos se mantendrán parte de los maceteros, pero se ordenarán de manera diferente.

Motos, solo en plazas señalizadas
La prohibición de aparcar afecta a todos los vehículos, incluidas las motos, por lo que el ayuntamiento creará decenas de plazas de aparcamiento en el entorno de las torres de Serranos, en Blanquerías y Conde Trénor, para que los usuarios puedan estacionar. En cuanto al uso de las bicicletas, sólo podrán circular en las condiciones que contempla la ordenanza contempla para su uso en zonas peatonales, es decir «siempre que exista un ancho de paso libre superior a 3 metros, manteniéndose a una distancia mínima de 1 metro con el peatón y de las fachadas. En cualquier caso la preferencia de paso es siempre del peatón».

Dos bucles para vecinos
El acceso a toda la zona peatonalizada a partir del 3 de mayo se realizará a través de la calle Salvador, ya que Serranos será de salida. Será el primero de los dos bucles de la zona, éste solo para autorizados.
A la calle Caballeros no se podrá acceder con vehículo desde la calle Serranos, ni tampoco desde la plaza de Manises. Justo en este punto unos maceteros impedirán que se use esta vía como atajo. Caballeros, no obstante, sí mantendrá su carácter de vía abierta, aunque sólo se podrá acceder a través de la calle Ercilla, siguiendo más tarde por Purísima y Calatrava. Si no es vecino de la zona, será una pérdida de tiempo intentar circular por esta vía.

El otro bucle será de libre circulación, pero si su destino dentro de la zona, no le reportará ningún beneficio acceder. Lo forman la calle Salvador, girando por Almodí y Almirall, y desemboca de nuevo en la calle Pintor López.

Mayor atención de la Policía Local
La Unidad 1ª de la Policía Local pondrá «mayor atención» para controlar el acceso a la zona los primeros días, aunque el concejal Giuseppe Grezzi considera que los bucles propiciarán en el futuro un «control mínimo» de los agentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook