24 de abril de 2016
24.04.2016
Nuevos tiempos

La Universitat Popular se pone al día

El Ayuntamiento de Valencia apuesta por formar al personal docente en el cambio climático, interculturalidad o igualdad de género

24.04.2016 | 01:31
La Universitat Popular se pone al día

El Ayuntamiento de Valencia quiere que la Universidad Popular ofrezca contenidos actuales como sostenibilidad ambiental, cambio climático, derechos humanos, igualdad , interculturalidad o ciudadanía global, por lo que formará a su personal docente en estas materias. Para ello, el gobierno municipal está trabajando con la Fundación Musol para poner en marcha esta iniciativa.

El Ayuntamiento de Valencia continúa con su objetivo de darle un aire nuevo a la Universitat Popular, una institución dedicada a la formación no reglada que se fundó en 1903. Si hace unos meses anunciaba que la oferta de los cursos se iba a modernizar con la incorporación de materias como agricultura ecológica o participación ciudadana, ahora apuesta por formar a su alumnado „más allá del tradicional formado por jubilados y personas de la tercera edad„ en cuestiones como el cambio climático, la interculturalidad o la igualdad entre mujeres y hombres.

Se trataría de, en primer lugar, formar al personal docente de los 28 centros de la Universidad Popular en estas nuevas materias, en sintonía con el tiempo que vivimos, y más tarde que los formadores transmitan conocimientos sobre la sostenibilidad ambiental y el cambio climático, los derechos humanos, la igualdad entre mujeres y hombres, la cuestión migratoria, interculturalidad y ciudadanía global.

Isabel Lozano, concejala de Igualdad y Vicepresidenta de la Universidad Popular está trabajando con la Fundación Musol (Municipalistas Por la Solidaridad y el Fortalecimiento Institucional) para llevar adelante una formación específica de los docentes. El programa de la Fundación Musol está financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Una «mirada crítica»

La concejala explica que la Universidad Popular «tiene que potenciar una mirada crítica de la sociedad que tenga en cuenta la perspectiva de igualdad de género, de derechos humanos, de diversidad cultural y de respeto al medio ambiente». Y por eso explica que a su delegación le interesa mucho «las acciones formativas que ofrece Musol sobre estos temas».

La formación que se propone se centra en cinco ejes. El primero es el de sostenibilidad ambiental. El programa que plantea la Fundación Musol busca potenciar un cambio de valores a escala personal para que después se exprese de forma colectiva con el objetivo de poder llegar a la sostenibilidad ambiental. Se trata de incidir en la necesidad del cambio de la cultura de las «compras masivas» a una que comporte una relación más armónica con el entorno.

El segundo eje es el del cambio climático. Musol incide en la importancia de que la sociedad tome conciencia de la gravedad de éste problema y pretende que los profesores abran una línea de reflexión entre sus alumnos sobre el modelo de desarrollo actual y planteen otras alternativas ligadas a la sostenibilidad, la disminución del consumo, a pensar en el futuro del planeta y a buscar formas de vida más solidarias y respetuosas con la Tierra.

Los derechos humanos son el tercer eje del programa de Musol. Se trata de ofrecer a los profesores de las Universidades Populares información y sensibilización sobre los derechos humanos.

Incidir en ideas y valores como que todas las personas son libres, con igualdad de dignidad y de derechos, independientemente de la nacionalidad, lugar de residencia, género, origen nacional o étnico, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición. Las acciones formativas de Musol trabajan también la igualdad real entre hombres y mujeres. Ya que, según afirman «aunque en muchos países ya se ha conseguido de forma 'legal' aún queda mucho camino en el nivel de las normas y las costumbres sociales».

El último punto de su programa trata de concienciar de que la riqueza cultural del mundo es su diversidad dialogante. «Se trata de comprender que cada cultura se nutre de sus propias raíces, pero solo se desarrolla en contacto con las demás culturas. El respeto y la igual dignidad entre culturas fomentan la construcción de la cohesión social, la reconciliación entre los pueblos y la paz entre naciones», explican.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook