27 de abril de 2016
27.04.2016
Circulación

La calle Salvador de Valencia y el eje de Almodí también serán peatonales

La demanda unánime de los vecinos convence a Movilidad para ampliar el proyecto del entorno de Serranos

27.04.2016 | 17:31
La calle del Salvador de Valencia.

La Concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Valencia ha anunciado la conversión en zona peatonal de las calles Salvador, Almodí, Almirall y Mestres tras atender las demandas de los vecinos, dentro del proyecto del entorno de las Torres de Serranos.

La Concejalía y el Servicio de Circulación y Transportes ya consideraba esta posibilidad como uno de los siguientes pasos en el proceso de recuperación y protección del centro histórico pero la demanda unánime de los vecinos ha animado a sumar la actuación en este momento, ha explicado el concejal Giuseppe Grezzi en un comunicado.

Esta novedad no supone un gran cambio en el flujo de circulación previsto, puesto que en el bucle que comprendía a estas calles tan solo había tres plazas de zona naranja que se trasladarán a la cercana calle de la Ermita de Sant Jaume, por lo que la circulación solo estaba justificada en el caso de residentes.

No obstante, la peatonalización permitirá que las calles disfruten de las ventajas de las zonas peatonales, con la retirada de bolardos y la extensión a estas calles de la imposibilidad de circular y estacionar ningún vehículo de motor que no sea de vehículos autorizados (vecinos, propietarios de plazas de aparcamiento y comerciantes acreditados y carga y descarga industrial de 7 a 11 de la mañana).

Respecto a los vehículos autorizados, el sentido de circulación será como ya estaba previsto en la actuación, pasando a ser Salvador la calle de entrada a la zona.

Grezzi ha destacado la importancia de esta actuación, que supone la "peatonalización real de la zona", puesto que a partir del martes 3 de mayo no solo funcionarán como zona peatonal las calles Serranos, Corretgeria o El Salvador, sino también las que antes se denominaban como peatonales sobre el papel pero "no funcionaban ni se respetaban como tal".

Se está trabajando para establecer aparcamientos de motocicletas en el entorno de la zona peatonal (en los últimos días se han creado decenas de aparcamientos de motos en Blanqueries y Conde de Trènor y se crearán más en los próximos), de cara a dar una solución legal al masivo estacionamiento ilegal que hasta ahora se ha producido en Ciutat Vella.

Según el último censo realizado hoy por el Servicio de Circulación y Transportes, son más de 260 las motos estacionadas ilegalmente en el entorno peatonal de Ciutat Vella y apenas 50 las que están correctamente.

La obligación del Ayuntamiento, ha dicho Grezzi, es "velar por el cumplimiento de la legalidad, por lo que trabajamos para que todo el mundo tenga las condiciones más cómodas de accesibilidad a la zona, aunque respetando por encima de todo las normas de convivencia que nos hemos marcado entre todos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook