27 de abril de 2016
27.04.2016
Peatonalización

Los vecinos denuncian al consistorio por permitir tráfico en la Lonja

La Boatella asegura que la semipeatonalización de la zona del mercado sigue incumpliendo la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano

27.04.2016 | 02:22
Los vecinos denuncian al consistorio por permitir tráfico en la Lonja

La Asociación de Vecinos y Comerciantes La Boatella ha denunciado al Ayuntamiento de Valencia ante la Dirección General de Patrimonio por seguir permitiendo el tráfico de vehículos junto a la Lonja, el Mercado Central y la iglesia de los Santos Juanes, todos ellos monumentos declarados Bien de interés Cultural (BIC). Proponen que se haga una inspección que certifique esta denuncia y se proceda a la prohibición de la circulación en estos entornos, así como en las plazas del Mercado, Ciudad de Brujas y Collado.

En su argumentario, la asociación explica que la medidas de movilidad adoptadas por el nuevo equipo de gobierno, es decir, la semipeatonalización de los entornos de la Lonja, el Mercado Central y los Santos Juanes, sigue vulnerando la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano «al permitir el paso de vehículos sobre el espacio claramente delimitado en los planes especiales de protección de los entornos referidos», planes «redactados y aprobados por el propio ayuntamiento pero pendientes de aprobación por el Consell» de la Generalitat Valenciana, dicen.

Al respecto, los vecinos recuerdan que en caso de no ser aprobados estos planes por la administración autonómica, «corresponde a la Dirección General de Patrimonio la autorización del uso de los límites protegidos y que son el espacio visual inmediato».

«La Dirección General de Patrimonio no puede inhibirse de su responsabilidad ni delegar en comisiones locales lo que representa graves agresiones contra nuestro patrimonio arquitectónico», abunda la entidad denunciante, que se queja, así mismo, del problema que representa para los entornos residenciales y comerciales el ocio y la hostelería descontrolada.

Molestias a los vecinos
Según dicen, los vecinos y los comercios están también «gravemente amenazados por la permisividad de actividades hosteleras, turísticas y de ocio que imposibilitan el derecho al descanso y a una vida digna», m0lestias que están en el origen de la «despoblación y la desaparición del pequeño comercio» de los barrios del centro.

En este sentido también recuerdan que la ley «establece la protección de vecinos y comerciantes que representan los criterios de autenticidad y prohíbe la autorización de actividades y uso de suelo que generan molestias y perturban e impiden la contemplación de monumentos».

En consecuencia, la Asociación de Vecinos y Comerciantes La Boatella, uno de cuyos primeros objetivos fundacionales es la protección del patrimonio histórico y monumental, propone a la Dirección General de Patrimonio que «constate estos hechos» y consecuentemente «prohíba el tráfico en los entornos monumentales incluyendo las plazas del Mercado, Collado y Ciudad de Brujas, la apertura de expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Valencia y tantas acciones como sean necesarias para el cumplimiento de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook