05 de mayo de 2016
05.05.2016

Una multinacional se interesa por la Estación Marítima

El plan de usos prevé para este edificio y su parcela anexa espacios de oficinas, comercial y hotelero

06.05.2016 | 08:13
La antigua estación marítima (a la izquierda) en la marina real Juan Carlos I

La propuesta del casino con hotel de lujo de un grupo inversor de Singapur para la Marina Real Juan Carlos I no es la única que ha llegado en las últimas semanas al Consorcio Valencia 2007. El nuevo director general del Consorcio Valencia 2007, Vicent Llorens, se reúne hoy con los representantes de una multinacional «con mucha presencia» en España interesada en instalarse en la antigua Estación Marítima. Este edifico, ahora en desuso, está destinado a espacio terciario, en concreto, comercial, de oficinas y hotelero. El plan de usos de la marina, ahora en revisión, prevé la construcción de un hotel de hasta 20 alturas en la parcela anexa a la estación marítima.

La propuesta para la Estación Marítima tendría que pasar, como todas, por un proceso de concurrencia pública al ser el Consorcio una entidad pública sujeta a la ley de contratos.

El nuevo equipo de Vicent Llorens, que esta semana ha empezado a trabajar sobre nuevo plan estratégico para la Marina Real, también está estudiando otras propuestas como un espacio multiusos para emprendedores en la antigua base deportiva del Alinghi. Llorens también confía en que a lo largo de este año se resuelva la reversión de la concesión de los Docks. El ayuntamiento negocia con la familia Romeu, actual concesionaria, la reversión de este edificio histórico por una cifra cercana a los 200.000 euros a través de una fórmula de compensación de deudas.

Más adelantada está la adjudicación del antiguo Varadero, que se reconvertirá en restaurante. Aunque Llorens barajó, a su llegada hace un mes al Consorcio, la idea de paralizar el concurso, finalmente este ha salido adelante. Dos empresa, Innova Cruceros y Nerida Blue, optan a gestionar este espacio. En la marina real existen ya ocho restaurantes, a los que ahora se sumarán el del Varadero y los previstos en el Veles e Vents.

El Consorcio Valencia 2007, por otro lado, sacó ayer a concurso un nuevo servicio de paseos en barco. La concesión tiene una duración de cinco años, con posibilidad de prórroga por dos años más. El canon mensual oscila entre 1.550 euros y 2.210 euros. El consorcio ya tiene en estos momentos en fase de valoración otro procedimiento de concesión de un servicio de paseos en barco, cuya adjudicación está prevista para mediados del mes de mayo.

Por otro lado, el consorcio ha autorizado la continuidad, por un año más, de cinco empresas, situadas en la zona comercial de Marina norte, todas ellas pertenecientes al sector náutico y ha dado luz verde a la instalación de cinco nuevos negocios en la Marina, la mayoría de ellos relacionados con el sector náutico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook