12 de mayo de 2016
12.05.2016
Movilidad

Así será el anillo ciclista de la ronda interior de Valencia

Con 4,7 kilómetros elimina un carril de estacionamiento en Colón y supone un cambio absoluto para la movilidad de la ciudad. - La licitación de proyecto se aprueba mañana con un presupuesto de 852.469 euros

12.05.2016 | 13:53
Figuración del carril bici en el anillo interior de Valencia.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia aprueba mañana el concurso de licitación del anillo ciclista por la ronda interior, por un importe de 852.469 euros y un plazo de ejecucion estimado de 5 meses. Eso significa que, con los preceptivos plazos legales, las obras no comenzarían hasta pasadas las navidades próximas.

El carril bici por la ronda interior tendrá una extensión de 4,7 kilómetros y supone un cambio de movilidad absoluto para la ciudad. Prevé la conexión con el intercambiador de la EMT en la Porta de la Mar, por lo que el bus discurrirá en doble sentido por Navarro Reverter y todo el entorno de la Glorieta.

Además, el nuevo anillo ciclista elimina un carril de estacionamiento en la calle Colón para ganarlo para las bicicletas, por lo que en esta zona habrá dos para el tráfico y uno EMT (tres en total, en lugar de cuatro). Además se pintarán multitud de plazas de aparcamiento para motos con el objetivo de bajarlas de las aceras y la parada de los taxistas pasará a situarse al otro lado.

Sin duda el punto más conflictivo será en la intersección de Guillem de Castro con la calle Jesús, donde existe un túnel que conecta con Angel Guimerá. Ahí habrá un solo carril para el tráfico rodado y otro para el autobús (1+1).

Otro de las zonas importantes será su paso por delante de las Torres de Serranos. Aunque todo el carril bici discurre por la calzada, solo en este punto, y debido al estrechamiento de los carrilles para el tráfico, subirá unos metros por la acera. "Es el único punto donde debido a la estrechez hemos tenido que buscar esta solución. Pero aún así el trazado seguirá siendo recto, que es lo que se ha buscado en todo el perímetro. El anterior proyecto era tortuoso por esta zona y molesto para los peatones", ha explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

El anillo ciclista supone un cambio absoluto para la movilidad de la ciudad, ya que la ronda interior, saturada ahora en ocasiones por un elevadísimo tráfico, deberá ceder espacio a los ciclistas. "No es normal que la calle Colón, la más comercial de la ciudad, tenga ese tránsito. Debemos intentar reducirlo", ha dicho el regidor de Movilidad.

Se calcula que en la actualidad se realizan unos 70.000 desplazamientos en bici. Grezzi cree que con esta obra "vamos a ganar miles de usuarios nuevos".

El nuevo carril bici gana en amplitud respecto al proyecto anterior que sacó a licitación el PP y que fue paralizado por el rescurso de una empresa. Ahora todos los tramos tendrán una amplitud de 2,5 metros. En total la ciudad contará en 2016 con 17 kilómetros de vías ciclistas con esta amplitud, en la que caben un ciclo por cada sentido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook