12 de mayo de 2016
12.05.2016

El Cabanyal pide a Ribó que servicios sociales y policía "entren ya" en las viviendas ocupadas

Sarrià (PSPV) se compromete a desbloquear el plan de rehabilitación suscrito con Fomento y el Consell - El alcalde afirma que el ayuntamiento «no tiene una varita mágica» y justifica el retraso en las subvenciones por la lentitud de los procesos administrativos

12.05.2016 | 13:35
El Cabanyal pide a Ribó que servicios sociales y policía "entren ya" en las viviendas ocupadas

Plan de rehabilitación

  • A tres bandas entre Fomento, Generalitat y Ayuntamiento
    Prevé una inversión de 12,8 millones de euros,
    de los que el ministerio portaría 4,3, el Consell 1,2 y el consistorio 2,5. Los particulares desembolsarían otros 4,6 millones.

El colectivo Salvem el Cabanyal reclamó ayer al concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, «que los servicios sociales y la policía entren ya» en las viviendas ocupadas del barrio. Los vecinos trasladaron ayer al concejal, con quien mantuvieron una reunión en el ayuntamiento, su preocupación por el retraso en los planes y subvenciones anunciados para la regeneración del barrio casi un año después de que el gobierno del tripartito que lidera Joan Ribó anunciase la anulación del plan de la prolongación de Blasco Ibáñez impulsado por su antecesora, Rita Barberá.

El alcalde, en este sentido, pidió paciencia a los vecinos. «No tenemos varitas mágicas para el Cabanyal», afirmó Ribó quien aseguró que los problemas del Cabanyal «se van a resolver pronto pero los procesos administrativos son más lentos de lo que todos querríamos». El alcalde aseguró que las ayudas para la rehabilitación del convenio suscrito con el Ministerio de Fomento «van a salir pronto» al tiempo que recordó que la aprobación de las normas urbanísticas transitorias para el barrio se han demorado porque el PP presentó alegaciones en su contra.

La presidenta de Salvem el Cabanyal, Maribel Doménech, valoró ayer el esfuerzo que está realizando el nuevo ayuntamiento si bien apuntó que todo lo que se anunció está tardando. «Está siendo un año interminable», destacó la dirigente vecinal, quien aseguró que mientras se tramitan las normas urbanísticas y los planes de rehabilitación la degradación del barrio avanza y la ocupación de viviendas continúa. En este sentido aseguró que es necesario que el ayuntamiento dote de un centro de servicios sociales al barrio que esté próximo a las familias que necesitan una vivienda de realojo.

Las viviendas ocupadas en el Cabanyal, más de un centenar, están habitadas en unos casos por familias con necesidades y, en otros, por personas del movimiento ocupa, algunas de otras ciudades españolas y del extranjero, e incluso por estudiantes universitarios.

Vicent Sarrià se comprometió ayer con los vecinos a que antes del verano se desbloqueará el plan de rehabilitación suscrito con Fomento y la Generalitat y se publicarán las bases para que los vecinos puedan acogerse a las ayudas. Dentro de este plan de cofinanciación, el ayuntamiento se compromete a aportar más de medio millón de euros para la rehabilitación de 50 casas.

Una de las viviendas de propiedad municipal que se rehabilitará en el barrio se destinará a centro de servicios sociales y junta municipal de distrito. También se reubicará en una vivienda municipal restaurada la sede de la sociedad Plan Cabanyal, que actualmente se encuentra en una vivienda de propiedad privada de la calle de la Reina.

Cuarenta plicas en los colectores
Sarrià, quien consideró «normal la impaciencia de los vecinos por el retraso», aseguró que el ayuntamiento está haciendo todo lo posible para impulsar la rehabilitación del barrio. El ayuntamiento está pendiente del visto bueno de la Generalitat al convenio para la rehabilitación que prevé una inversión de 12,8 millones de euros, de los que el Ministerio de Fomento aportaría 4,3, la Generalitat 1,2 y el Ayuntamiento de Valencia 2,5. Los particulares desembolsarían otros 4,6 millones.

Tampoco se ha aprobado el decreto del Consell que permitirá reasignar once millones de euros del plan Confianza previstos para el derogado bulevar San Pedro a otras obras del barrio e incluso a rehabilitación de viviendas.

Más avanzada está la licitación de las obras de renovación del alcantarillado y la red de colectores del Cabanyal, una infraestructura que permitirá modernizar las canalizaciones de los años 60 del barrio, que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros, y a la que se han presentado 40 empresas.

Los técnicos municipales están analizando ahora las plicas. El concurso tardará en resolverse más de lo esperado debido al elevado número de empresas que se han presentado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook