13 de mayo de 2016
13.05.2016

La pintura insecticida llega a 5.000 imbornales para combatir el mosquito tigre

El producto desarrollado por la investigadora Pilar Mateo y que garantiza un año sin presencia de insectos se aplicará en las grandes vías

13.05.2016 | 04:15
Un técnico aplica la pintura especial en un imbornal.

El Ayuntamiento de Valencia va a iniciar un tratamiento con pintura insecticida en los imbornales de las grandes vías de la ciudad, una acción que ya puso en marcha el año pasado en unas 2.000 alcantarillas en las que se había detectado la presencia de larvas de este insecto. A diferencia de aquella aplicación anterior, ahora se hace como medida preventiva, «mucho más importante que cualquier acción posterior», aseguró Noé García, de la contrata municipal Lokímica.

La pintura insecticida es un producto que desarrolló la investigadora valenciana Pilar Mateo y que ha logrado un resultados óptimos en la lucha contra el mosquito tigre. Según el responsable de Lokímica, la aplicación de este producto garantiza un año sin presencia de insectos en los lugares donde se aplica.

Los imbornales de las principales avenidas de la ciudad se someterán a este tratamiento preventivo en las próximas semanas.
Además, el consistorio usará por primera vez drones para el tratamiento y eliminación del mosquito tigre. Hasta la fecha estas pequeñas aeronaves solo cumplían funciones de detección y control de focos, pero ahora pasarán a la acción. La contrata municipal Lokimica asegura que solo se utilizarán en aquellos espacios de difícil acceso con medios humanos y asegura que, en ningún caso, el tratamiento tendrá efectos sobre la población y otrras especies animales.

La concejala de Sanitat, Maite Girau detalló todas las acciones que el ayuntamiento está llevando a cabo para tener bajo control esta amenaza ciudadana y ha avanzado que en el futuro desarrollarán una aplicación móvil para el control de plagas en la ciudad. «Estamos trabajando tanto en el ámbito público, con prevención y tratamiento, como en el ámbito privado con campañas informativas», explicó.

En la campaña trabajarán 14 técnicos especialistas en control de plagas y un biólogo especializado y además del empleo de drones acondicionados para localizar y tratar los focos de plaga en zonas no urbanas, también contarán con una flota de vehículos eléctricos para controlar el área del Jardí del Túria.

El ayuntamiento ha publicado, además, un tríptico con recomendaciones dirigidas a los ciudadanos. Como ha explicado la concejala Girau, el mosquito «cría sobre todo en zonas privadas, porque cualquier pequeño recipiente que pueda acumular agua es suficiente para ello». El 70% de los focos del mosquito tigre se originan en el interior de los domicilios privados y los insectos adultos se mueven en un área de 50 metros como máximo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook