14 de mayo de 2016
14.05.2016
Obras

Las obras en la Catedral sacan a la luz el campanario previo al Micalet

Aparecen tamibén los cimientos de la antigua capilla gótica de San Miguel y San Pedro (s. XIV)

14.05.2016 | 01:22
Las obras en la Catedral sacan a la luz el campanario previo al Micalet
Las obras en la Catedral sacan a la luz el campanario previo al Micalet

La ampliación del museo de la Catedral de Valencia ha permitido sacar a la luz parte del primitivo campanario que tuvo la Seo en el siglo XIII, conocido como la torre de San Pedro, que fue destruido después y sustituido por el Micalet en el siglo XV. «El visitante del museo podrá acceder a la denominada 'Sala de la Torre', en la planta superior, donde podrá ver parte de las paredes externas del también llamado 'campanar vell', y donde, además, una claraboya indica que esta zona era un espacio exterior», según indicaba Salvador Vila, arquitecto responsable de la restauración y ampliación del museo.

Tras el derribo del «campanar vell» comenzó, en 1381, la construcción de la actual torre campanario del Miguelete por el arquitecto Andreu Juliá. En el subsuelo de la Seo, a 2,5 metros por debajo del nivel de la cota 0, las obras han dejado al descubierto restos de la antigua Valencia romana (siglos I y III), de su entramado urbano, así como de construcciones visigodas e islámicas, y cimentaciones de la primitiva Catedral.
Entre los restos romanos han aparecido unas casas «que debieron pertenecer a familias importantes de la ciudad». En total, «son unos 90 metros cuadrados de pavimento romano, de los cuales unos 30, aproximadamente, podrán ser visitados sobre una pasarela metálica instalada a poca distancia sobre ellos para preservar su estado», comentaba. Igualmente, en el recorrido se aprecia parte del sistema de alcantarillado romano y ha aparecido una reja romana «que se ha dejado en el mismo punto donde se descubrió por su frágil estado, que debió pertenecer a la casa que tiene a su lado», ha relatado el arquitecto.

Ha sido encontrada una infraestructura hidráulica formada por unos pozos y un aljibe, ubicada debajo de un edificio del siglo XVII o XVIII que, a su vez, utiliza otro espacio subterráneo, con unos muros de tapial y que podrían ser parte de construcciones islámicas o anteriores, así como distintos estratos de los cementerios que rodeaban la Seo y restos óseos. Finalmente, los trabajos también han sacado a la luz los cimientos de la antigua capilla gótica de San Miguel y San Pedro, del siglo XIV, que hoy es la capilla de San José.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook