22 de mayo de 2016
22.05.2016
Museo Militar de Valencia

Viaje a las guerras del pasado

El Museo Militar de Valencia acoge una muestra en su patio con recreaciones de campamentos de otras épocas y una amplia muestra de vehículos militares - Las actividades continúan a lo largo de la mañana de hoy hasta las 14 horas

22.05.2016 | 04:15
Viaje a las guerras del pasado

El Museo Histórico Militar de Valencia realizó ayer un viaje en el tiempo en sus instalaciones, para ofrecer a los visitantes una jornada distinta, en la que podían ver recreaciones militares en vivo de diferentes épocas pasadas.
Así, en el patio de armas se dispusieron una gran cantidad de vehículos militares y policiales del pasado y el presente, además de pequeños «campamentos» con grupos ataviados con uniformes medievales, de la Guerra de Flandes, la Guerra de la Independencia, las legiones romanas o de los diferentes países implicados en la II Guerra Mundial.

Estas actividades, que hoy se volverán a realizar de 10.30 a 14 horas, se ofrecen de forma gratuita y contaron con una gran cantidad de visitantes. Entre los vehículos que más llamaban la atención se encontraba un coche de la policía franquista, o un todoterreno del ejército de tierra de la Alemania nazi.

Muchos de los curiosos que acudieron al museo también pudieron conocer de cerca los vehículos actuales del ejército español. Eran los preferidos para algunos como Rafa, de Silla, que acudía con su familia y señalaba que «los que más me han gustado son los de la UME. Me gusta la recreación histórica y he arrastrado a toda la familia», bromeaba. Su mujer, Nati, comentaba que lo que más le había sorprendido eran «las explicaciones que te van dando las personas que recrean cada ejército, están muy bien documentados». Otros como Elvira, de Llíria, acudía para ver los caballos que participaban en los actos. «Hemos venido por el tema ecuestre y porque tenemos familiar militar. Es muy bonito. Es un sábado distinto».

Pasadas las 11 horas, se llevó a cabo en el patio de armas un acto de izado de bandera en homenaje a los militares fallecidos por un pelotón uniformado de época.

En este caso, se trataba del «rayadillo» utilizado por los españoles en Cuba y Puerto Rico, muy reconocible por su color blanco con rayas azules. Tras el izado de bandera los participantes dispararon al aire arrancando los aplausos del público, que disfrutaron del acto desde la balconada del museo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook